Inicio - Artículos - Becas - Chistes - Examenes - Monografias - Profesores - Universidades

RECURSOS PARA ESTUDIAR MEDICINA

 

Medicina > Monografías > Asma


Asma

Definición:
Es una enfermedad inflamatoria crónica, caracterizada por el aumento de la reactividad del árbol traqueobronquial, que se traduce en estrechamiento difuso de la vía aérea, disnea, aumento de las secreciones y sibilancias, que evoluciona durante períodos cortos denominados crisis, pudiendo mejorar espontáneamente o requerir tratamiento.

Fisiopatología:
El asma es una enfermedad inflamatoria de la vía aérea. Aunque en la mayoría de los casos no es factible establecer un componente alérgico, estudios epidemiológicos han demostrado una correlación entre la inmunoglobulina E y la prevalencia de la enfermedad. El desarrollo de la respuesta inflamatoria comienza con la exposición del insulto a la célula blanca, desencadenando la liberación de sustancias previamente almacenadas (histamina, proteasas, heparina, TNFa), las cuales generan contracción muscular, hiperreactividad bronquial y reclutamiento de otras células inflamatorias. La activación de las células comprometidas (mastocitos, basófilos, neutrófilos, macrófagos, plaquetas y principalmente los eosinófilos), genera la síntesis de mediadores lipídicos de la membrana citoplasmática (prostaglandinas, leucotrienos, factor activador de plaquetas y la producción de citoquinas proinflamatorias). En la mayoría de los pacientes, la disnea comienza lentamente mientras se desarrolla el proceso inflamatorio con subsecuente edema de la mucosa que reduce la luz de los bronquiolos. La inflamación puede resolverse (asma reversible), o perpetuarse en pacientes predispuestos. En un pequeño número de pacientes, el cuadro desmejora muy rápidamente pudiendo ocasionar la muerte durante las primeras horas, se denomina a esta forma de evolución asma asfíxico y se caracteriza por la intensa contracción del músculo bronquial secundaria a la exposición masiva de alérgenos, incluyendo a drogas y la polución ambiental. Se denomina estado de mal asmático a la falta de respuesta al tratamiento habitual con broncodilatadores y corticoides. La resistencia de la vía aérea está aumentada, y los flujos expiratorios máximos disminuidos y por consiguiente el tiempo expiratorio prolongado. Estos cambios generan una dificultad en el adecuado vaciado del pulmón, y en casos graves produce atrapamiento del aire (auto-PEEP) y aumento del espacio muerto (VD/VT). La espirometria es una técnica accesible, que permite cuantificar la gravedad, la evolución  de la enfermedad y la respuesta al tratamiento. El asma produce disminución del VEF1 y el aumento de la capacidad pulmonar total (CPT) y del volumen residual (VR) y en casos graves disminución de la capacidad vital (CV). El aumento del volumen toracopulmonar, desciende y en ocasiones invierte el diafragma limitando su adecuado funcionamiento. En casos severos, se requiere el uso de músculos accesorios como el esternocleidomastoideo y los escalenos. La fatiga de los músculos respiratorios puede causar paro y eventualmente muerte. La obstrucción de la vía aérea es difusa y desigual, sin embargo la perfusión se mantiene con una distribución más uniforme provocando una alteración de la relación ventilación/perfusión (V/Q). En estados iniciales, la hipoxia se asocia con alcalosis respiratoria y a medida que el paciente desmejora el dióxido de carbono se pseudonormaliza y en estados críticos se produce acidosis respiratoria.  El aumento de la distensión alveolar se manifiesta como compresión capilar y aumento de la resistencia vascular pulmonar, que disminuye el volumen sistólico del ventrículo izquierdo. La vasodilatación es frecuente y está asociada con los efectos b2 de los agonistas beta. La  hipotensión arterial es común durante la crisis asmática y se asocia con la disminución de volumen minuto y la resistencia periférica. El shock es una complicación grave ya que la hipoperfusión periférica favorece la producción de acidosis metabólica.

Clínica:
El asma se manifiesta clínicamente con disnea, tos y aumento de las secreciones traqueobronqueales. A la auscultación se perciben sibilancias, aunque en estados graves éstas pueden faltar (silencio auscultatorio). La aparición del cuadro clínico o su desmejoría por la noche es habitual y predice mal pronóstico, existen otros datos que sugieren mala evolución, a saber, antecedentes de asistencia ventilatoria, internaciones previas durante el último año, uso previo o habitual de corticoides, síntomas rápidamente progresivos y tratamiento ambulatorio subóptimo. Se debe tener en cuenta los siguientes criterios de gravedad y riesgo inminente de muerte: alteración del sensorio, arritmias, angor, silencio auscultatorio, acidosis respiratoria o metabólica, shock, neumotorax y falta de respuesta al tratamiento convencional. El asma en pacientes embarazadas es otra forma de presentación grave de la enfermedad. La evolución del asma es crónica, con episodios de reagudización que pueden requerir hospitalización y hasta eventualmente en casos extremos asistencia respiratoria mecánica.


Copyright 2015 Altillo.com®
Contáctenos