Altillo.com > Exámenes > UNLU > Análisis Socioeconómico


Resumen para el Primer Parcial  | Análisis Socioeconómico (2017)  |  UNLU

Análisis socioeconómico

“Capitalismo, crecimiento económico y subdesarrollo”-

Maurice Dobb.

El autor define al capitalismo, desde la definición del movimiento socialista y obrero mundial del último siglo, como un sistema en el que los instrumento y utensilios, las estructuras y los stocks de bienes por medio de los cuales se realiza la producción (el capital) son predominantemente de propiedad privada. Marx lo llamó modo de producción, en el cual los medios de prod pertenecen a los capitalistas que constituyen una clase distinta en la sociedad.  Un sistema de prod priv de los m de prod, implica necesariamente, una concentración de la producción en unas pocas manos (pocos hombres poseen capital, terreno, etc., concentrando la producción, dejando a otros sin nada, su f de t), implicando a su vez, la carencia de prop por parte de otros, es decir, la mayoría de la población. La base del conflicto entre C-P es una lucha de intereses básicos entre las dos clases principales, los capitalistas y los trabajadores, es decir unos tienen y otros trabajan para aquellos que tienen, ya que no teniendo prop y careciendo de acceso a los m de prod, no poseen otros medios de vida. Esta lucha de clases forma la base histórica del mov obrero con sus sindicatos y otras formas de org de la clase obrera. Para que este estadio se dé, debe existir una compulsión económica, la cual es la necesidad por parte de los no propietarios a alquilarse a los propietarios, para convertirse en asalariados de un capitalista. Y también, que estos trabajadores produzcan más de lo que ganan, es decir, el excedente o plusvalía. Por lo tanto, la plusvalía es el excedente de producción que los obreros realizan y que es en beneficio de los dueños del capital, no contemplándose en el salario. Según Dobb, nadie puede negar que la maquinaria es productiva junto con el trabajado (ya que produce más que por sí solo), pero esto es cierto para cualquier forma de apropiación de los bienes de prod, de esta manera no hay razón para atribuir parte del producto a los capitalistas. El autor plantea que aquellos que poseen pueden también desarrollar un papel activo en la prod, y aquellos que trabajan y cuya fuente ppal de ingresos es un salario, pueden también poseer algo. Puede existir sectores de la clase asalariada que están en posición privilegiada respecto al resto, poseyendo un podes de negociación. Puede existir también peq capitalistas, al igual que grandes con intereses en conflicto con éstos últimos. También existen grupos intermedios que no son fáciles de clasificar en capitalistas/asalariados. Todos los estados, en grado diverso y de dif formas, intentan ejercer un control sobre la vida económica, un control a las empresas privadas. Incluso también puede existir un sector ind de empresa estatal dentro de un sist capitalista, sin cambiar el carácter esencial del sistema. La acumulación de capital se da cuando los propietarios buscan maximizar su capital y beneficios. El Ejercito de reserva son aquellas personas desempleadas con los que el capitalista ejerce presión a los trabajadores.

Los capitalistas ind o las empresas son libres, dentro de ciertos límites, de invertir donde quieran y como quieran, por lo tanto, es un sist no planificado, la llamada “anarquía de la prod”, implicando que el sistema funcione sin dirección central. Así lo plantea Engels cuando hablaba de la contradicción creciente e/ el carácter social de la prod y la realidad de la prop priv. El mecanismo de coordinación del sistema es el mercado y los mov de precios del mercado. Es decir, que los empresarios efectúan todas aquellas acciones (qué y cuanto producir, donde invertir, etc) sobre la base de los precios del mercado con que se enfrentan y los precios de los diversos factores constituyentes que determinan sus costos. Estas sumas globales de dichas acciones ejercen a la vez una influencia sobre estos precios, generando variaciones en los mismos, debiendo realizar revisiones en los actos de las empresas y, dichas variaciones de los precios siguen hasta que se consigue cierta compatibilidad ente la gran cant de decisiones indiv adoptadas de forma separada y atomística. Por eso se dice que el resultado final es la resultante del desa de las dist tendencias del mercado, es decir, que el sist está gobernado por fuerzas objetivas o por la ley del valor, actuando indepen de la voluntad del hombre. Las consecuencias de este mecanismo del mercado son fluctuaciones de los precios; dichas fluct junto con las de prod y del empleo, exigen un pesado tributo(pago). Estas fluct pueden ser de ciertas mercancías en particular y p/ sus mercados, afectando a unas ind o regiones en partic, pero también puede aparecer en larga escala en todo el sist. Otra consecuencia, es que, en casos donde la maximización del beneficio entre en conflicto con los intereses de la soc, será la primera la que prevalecerá, dando lugar al olvido del bienestar común que realiza la prod del sist por un salario, ya que, en un sistema gobernado por el mercado, es el poder del más fuerte lo que importa, y que decide lo que debe producirse, quien se va a aprovechar en primer lugar. Esto confirma que el capitalismo es una forma de sit de mercado, o un sist de prod de mercancías: los cuales serían los bienes que se producen y que son para cambio en el mercado, según Marx. Sin embargo, el capitalismo no es el único sistema de producción de mercancías, porque, por ejemplo, existen economías socialistas que utilizan el mercado y pueden estar influenciada por las leyes de prod de mercancías, sin ser gobernada por ellas. Lenin al respecto dijo, “el capitalismo es la prod de mercancías en su estadio mayor de desarrollo, cuando la misma fuerza del trabajo se ha convertido en una mercancía”.

Además del capitalismo, han existido otras de soc clasistas, en las que la clase dominante vivía del excedente del trabajo o del prod excedente de los que trabajan, tales como la esclavitud y el feudalismo. Las trayectorias de transición hacia el capitalismo no fueron de contornos explícitos y claro, e implicaron cambios pol, tanto en el contenido de las clases como en el escenario estatal. Los papeles respectivos que desempeñaron estos cambios en la decadencia del feudalismo dieron a una revolución política y económica “desde arriba” y, en segundo lugar, por una revolución “desde abajo” dirigida por peq capitalistas, procedentes de las filas de los peq productores a la rebeldía contra la explota feudal. Se distinguen dos etapas ppales de transición: 1) El peq prod se aseguró la emancipación de las obligaciones feudales que lo oprimían; mientras que en el 2) se le privó de su acceso a los m de prod haciéndole dependiente de un salario p/su subsistencia; La “acumulación originaria/primitiva” según Marx, es la expropiación de los productores directos, en el cual el sentido es privatizar los m de prod, de modo que sus propietarios puedan apropiárselos, dejando a la pobla a tener que trabajar necesariamente, esto afectó a los pobladores rurales que fueron expulsados del campo. Por lo tanto, este proceso significó, para Marx, la aparición del proletariado. Aun así, la esencia del proceso es la misma, en forma de desalojo directo o en forma de empobrecimiento y endeudamiento de esta población. La aparición del proletariado, en las dos formas, fue la cara opuesta a la concentración de la propiedad, formando ambas, parte del mismo proceso. En dicho desa, la disgregación eco y social de la comunidad de peq prod fue un factor decisivo, proc favorecido por la emancipación de esta comunidad de la dependencia señorial y el desa de la prod. Esta disgregación se produjo, por un lado, con el nacimiento de un estrato superior de aldeados más ricos que acumularon un peq capital, se dedicaron al comercio y a la usura y, por otra parte, con la creación de un estrato inferior de pobla empobrecida, obligada por la miseria y las deudas a trabajar p/un vecino más alcaudado y a hipotecar y ceder sus propios bienes.

Normalmente, se sitúa en la Revolución Industrial la fase decisiva del ascenso del capitalismo, debido a que en ese momento se produjeron una serie de innovaciones técnicas, al aplicar la fuerza mecánica motriz (del agua y del vapor) a la prod, transformando el proc productivo, transfiriéndolo de la casa/taller a la fábrica, convirtiéndolo a su vez, en un proc de equipo de decenas y decenas de hombres. Este es el cambio decisivo que se produce, el cual es denominado “take off” (despegue) hacia la industr, después del cual la acumula de capital y la expansión eco adquirieron una fuerza autónoma. Sin embargo, para que dicho cambio decisivo se produzca no fueron necesarias únicamente las innovaciones técnicas, sino que también fueron necesarios otros pre-requisitos. Entre los requisitos necesarios es importante destacar: la existencia de una clase de hombres acostumbrados a emplear su capital en el comercio y la industria; como así también la existencia de capitales mercantiles significativos, capaces de extender el crédito y de abrir salidas comerciales. También, jugaron un papel importante la existencia de mercados, redes de tráfico, vías de com y la disponibilidad de una oferta de trabajo móvil. Las relaciones de los asalariados con el capital, es decir, las rela de prod capitalistas, habían comenzado varios siglos antes; algunas ind habían experimentado progresos técnicos que sentaron las bases de algo similar a la prod fabril; la aparición de empresas mineras de capitales, nuevos métodos para la prod de sal y del papel, entre otros. Esto quiere decir que existieron importantes cambios en las fuerzas prod, incluso en los principios del capitalismo. Sin embargo, eran casos obstaculizados por la falta de mano de obras, promovidos por terrat/comerc dependiendo de la concesión de derechos monopólicos por parte de la monarquía. La forma de prod mas corriente era de base artesanal, por lo tanto, se llevaba a cabo en casas o peq talleres por personas que aun poseían algún pedazo de tierra y que combinaban la explota de sus peq predios con la actv artesana, en donde el capital se lo proporcionaba un comerciante que repartía el trabajo a realizar e/los artesanos en las aldeas/suburbios, por eso se los denomina “ind a domicilio” o “sist de trabajo por encargo”, como la forma más caract de prod de esta 1ra fase del capitalismo anterior a la rev ind, llamado por Marx estadio de la “Manufactura”, en contraste con lo que luego fue la “maquinofactura”.

En esta época la situación fue de transición, es decir, que las rela C-T no estaban todavía completamente desarrolladas, pero también debe considerarse que éstas estaban comenzando a adquirir sus rasgos característicos. La independ del artesano y su prop sobre las herramientas de trabajo estaba perdiendo todo carácter real. El proc de desintegración del peq modo de prod estaba produciéndose entre los artesanos a domicilio, convirtiéndolos en semi-proletariados. En la 2da mitad del siglo, después de la invención de un telar de malla más complicado, la costumbre de trabajar estos telares en el domicilio llegó al extremo con la creación de una soc especial con este propósito; mientras que en el siglo sig originó protestas de los artesanos. A finales del siglo XVIII y durante el siglo XIX, estos proc con la mayor difusión de los cambios técnicos, se aceleraron drásticamente; aunque sin emb, la velocidad con que se efectuó el paso a la ind fabril, con la consig concentración de la prod y la relación directa C-T fue desnivelada, y los residuos del periodo de “Manufactura” continuaron sobreviviendo hasta mediados del siglo XIX, conocido como el moderno proc prod capitalista fabril.  Lo que suministró la f de t a una ind en expansión y un campo de inversión p/la acumulación creciente del capital fue un proletariado en rápido desa, procedente, del excedente de pobla agrícola y, del aumento natural de la población.

Ralph Miliband.

La relación de las clases sociales, una lucha de clases: El punto de partida del análisis de clases marxista es el Manifiesto Comunista en el que Marx y Engels declaran que “la historia de toda soc existente hasta el momento es la historia de la lucha de clases”. Desde este punto de vista, el análisis de clases es un tipo de análisis que parte de la convicción de que la lucha de clases ha constituido el hecho crucial de la vida social desde el pasado hasta el presente, ocupándose fundamentalmente de las bases y mecanismos de esa lucha, del carácter de las protagonistas, de las formas que adopta, de los constructos ideológicos, etc.

Los protagonistas de la lucha de clase son, desde una concepción marxista, los propietarios de los medios de prod y, por otro lado, los productores, quienes se encuentran en un conflicto inherente e implícito a su sit respectiva en el proc de prod; con respecto a los propietarios, estos se ven ineludiblemente empujados a tratar de extraer la mayor cantidad de “plus-trabajo” de los productores, mientras que los productores se ven de igual modo empujados a tratar de minimizar esa cantidad y a producir en las cond – onerosas posibles. En esta rela directa de los prop de los m de prod con los productores se encuentra la base oculta de todo el edificio social y, la forma política de la rela de soberanía y dependencia.  Pero también, esta relación es una rela de explotación, en el sentido para denotar la apropiación del plus-trabajo y la distrib de la prod excedente a indiv sobre los que los prod tienen poco/ningún control, en un proc de prod sobre el que, los prod tienen poco/ningún control. Sin embargo, la explotación no es exclusiva del capitalismo. Todas las sociedades necesitan apropiarse 1 parte del producto de los productores para fines tales como el mantenimiento de los jóvenes, los enfermos y los ancianos, lo que en una soc sin clases se destinaria únicamente para dichos fines. En tales circunstancias, la apropiación del plus-trabajo y la redistrib de parte del prod a otros beneficiarios que no son productores no supondría explotación. Por lo tanto, la dominación es aquella que permite/ hace posible la explotación; la cual es ejercida por la clase dominante hacia la clase subordinada a través de sus fuentes de dominación (+ abajo).

Miliband sostiene que la idea de que una de las preocupaciones básicas del análisis de clases es el estudio del proc de la dominación y subordinación de clases, cond esencial de proc de explotación. Esto es debido a que el estudio de la dominación amplía el marco en que se consideran las rela entre clases y la lucha de clases; y engloba div aspectos que se quedan sin explicar si la atención se centra únicamente en la explotación.  Pero, sin embargo, la explotación no ha sido el único fin de la dominación, como, por ejemplo, el patriarcado.  El énfasis en la dominación sirve p/iluminar el tema medular del pensamiento y los esfuerzos de Marx: la necesidad de crear una soc verdaderamente humana” en la que queden abolidas las rela de dominación y coerción.

Erik Olin Wright sostiene que el énfasis en la dominación es incompatible con el énfasis en la explotación, ya que plantea que la dominación va a sustituir la explotación y habla de un giro hacia un concepto de clase centrado en la dominación. A su vez, expresa el temor de que estos conceptos tiendan a deslizarse hacia una comprensión de la soc basada en las opresiones múltiples. Sin embargo, según Miliband, la explo sigue siendo el fin esencial de la dominación, lo que nos permite identificar de forma más global y realistas los protagonistas de la lucha de clases.

Las tres fuentes de dominación de la clase dominante: 1: control de los m de prod, control que puede conllevar la prop de estos medios por parte de la clase capitalista; 2: los m de adm del estado y los medios de coerción, ya que la clase que tiene los m de prod necesita tener contar c/los m de admn del Estado; 3: y los ppales m de comunicación y consenso, es a través de estos que el sist capitalista genera consenso en la pobla, haciendo posible las 2 fuentes anteriores. En este sentido, la prop sigue conservando una import fundamental en la soc capitalista, siendo la ppal fuente de poder gerencial en las peq y medianas emp capitalistas. El control efectivo dirigido a la explota es posible sin prop personal, esto sucedía, por ejemplo, con los eclesiásticos de la Edad Media quienes no eran prop de las tierras, pero esto no impedía que extrajeran plus-trabajo de los productores. Pero no solo los capitalistas son extractores de plus-trabajo, sino que también el Estado es patrón y recaudador de impuestos, lo que ha sido y sigue siendo un aspecto crucial del proc de extracción de plusvalía y para esto requiere del control efectivo de los m de adm y coerción. 

La pirámide social: Clases sociales y sus características

Dicha pirámide está compuesta por las dos clases sociales que se dan en el capitalismo, la clase dominante y la clase subordinada. La clase dominante está formada por la “elite del poder”, que son quienes controlan las grandes emp ind, financieras y comerciales del sector priv de la eco y quienes controlan la ind de los m de común en el sect priv; pero también están quienes controlan las posiciones clave de los sist estatales (ptes, jefes de gob, funcionarios civ y militares, funcionarios de la policía, del poder judicial) y indiv que controlan las emp estatales o públicas y los m de com del sect público. Es decir, esta elite está formada por aquellos que tiene el control eco y el control pol, constituyéndose en la cima de la pirámide social. Además, dentro de esta misma clase social, se encuentra “la burguesía”, más numerosa, también denominada “clase media” o “clase media alta” compuesta por dueños de empresas variadas, prof, funcionarios, personal militar, entre otros. La burguesía se encuentra en un nivel inferior a la elite de poder y se diferencia de ésta en que, si bien la burguesía ejerce cierta poder e influencia eco, social pol y cultural, no es superior a la de la elite del poder; son quienes poseen una riqueza persona muy desproporcionada. Sin embargo, esta clase dominante no es homogénea, constantemente hay conflictos y desacuerdos dentro de la misma, pero a pesar de esto, siguen siendo lo suficientemente compactas p/garantizar que sus objetivos comunes sean defendidos y logrados. Entre sus conflictos pueden existir desacuerdos irrelevantes o también pueden ser más serios y conllevar decisiones políticas importantes. Algo que caracteriza a la elite del poder y la vasta mayoría de la burguesía es su oposición acérrima al comunismo. Cabe destacar que el elevado grado de congruencia ideológica y pol de las clases dominantes en los países cap avanzados, no es afectado por los gobiernos socialdemócratas, esto es debido a que siempre han estado dispuestos a acomodarse al poder de las grandes corporaciones, desistiendo de sus objetivos/política. En este sistema capitalista, es muy importante el rol que cumple el sistema político, en el sentido de que el Estado, desempeña una función única e indispensable en la defensa y fortalecimiento del orden social; es también el responsable del bienestar social/ de los svicios colectivos, los cuales sirven para garantizar la reprod de una mano de obra eficiente y, para atenuar las presiones ejercidas desde abajo. En resumen, ejerce un enorme poder, desde la propaganda, el adoctrinamiento, generando consenso y controlando la coerción y represión. Esta función del estado, por lo tanto, genera un crecimiento del “estatismo”, es decir, una expansión constante del poder del estado en el mantenimiento y defensa del sist, el cual está basado en la dominación y explotación de clases. [Los intentos conservadores de los últimos años que pretendían hacer retroceder al Estado iban dirigidos contra el estatismo de las em públicas, la regulación de la emp priv y los svicios de bienestar social. En ningún caso disminuyen estas políticas el papel vital que desempeña el estado en la vida económica, sino que estos intentos, lejos de debilitar, fortalecen numerosas facetas del estatismo, en especial en funciones de vigilancia, control del estado, etc.]

La otra clase, es la “clase subordinada”, que engloba a la mayoría de la pobla, compuesta por trabajadores industriales y del sector terciarios y quienes dependen de ellos, es decir, la clase obrera, la cual es una clase extremad diversa, dividida según su ocupación, sexo, raza, religión, etc. Esta clase se caracteriza por tener como única fuente de ingresos a la venta su mano de obra, con un nivel de ingresos inferior, llamados “grupos de renta” y cuyo poder indiv y responsabilidad en su trabajo y fuera de él es escaso/inexistente.  El autor, plantea que existe una interpretación errónea con respecto a que dicha clase esté disminuyendo, ya que considera que lo que, contrariamente, esta clase ha aumentado y lo que disminuye es el componente industrial de esta clase.

Entre la clase dominante y la clase subordinada, se encuentra la “pequeña burguesía” compuesta por peq hombres de negocios, tenderos, comerciantes, artesanos autónomos y hombres y mujeres semiprof. Aunque no ocupan el mismo nivel, en la pirámide social, que la clase trabajadora, ésta forma parte de la clase subordinada de las sociedades cap, con una cantidad de poder y responsa indiv muy limitada. Ésta peq burguesía ocupada en peq empresas ha tenido una marcada tendencia de derechas, mientras que la peq burguesía subprofesional en funciones de supervisión ha constituido una nueva aristocracia obrera, con tendencias izquierdistas.

Por último, existe una “subclase”, que se desprende de la clase obrera y en algún sentido no forma parte de ella, compuesta por aquellos que están fuera del sist laboral, como los enfermos, ancianos, minusválidos, entre otros.

Sin embargo, los diferentes niveles de la pirámide no se encuentran separados por líneas divisorias rígidas, ni tampoco la movilidad social/ o los mov ascendentes son inexistentes, pero son en su mayoría, muy escasos. Cabe destacar que esta movilidad social no altera el hecho de que la pirámide social en una sólida realidad y que las dif entre clases son grandes en cuanto a riqueza, ingresos, poder, responsabilidad, etc.

Objetivos del análisis de clases:

1) Supone la elaboración de un mapa social, tan minucioso y exacto como sea posible, en donde se incluyan las múltiples complejidades propias de la naturaleza de las clases. 2) Debe demostrar cuáles son las estruct y mecanismos de dominación y explotación en estas soc, y los diferentes modos en que se extrae y distribuye el plus-trabajo. 3) Debe ocuparse del conflicto entre clases y el conflicto e/ el capital y el estado, prestándose atención a la clase obrera, a su presión ejercida como clase, etc. 4) Defender el ADC desde una concepción marxista –para mí-.

El ADC tiene un interés por la lucha desde arriba por imponer a los prod las disciplinas que hagan posible la extracción de plus-trabajo, que depende de una serie de cond sociales y pol, entre las cuales está un grado de control “hegemónico”, imposición de la autoridad gerencial, apoyada por el poder represivo del estado, la división y fragmentación en las filas de los prod y la org de la vida doméstica mediante un trabajo no retribuido que haga posible que los prod cumplan c/ sus obligaciones laborales.

Dada la importancia que tiene la lucha de clases en la vida social, el análisis de clases sociales ofrece una explicación racional y coherente de la dinámica general de la vida social, proporcionando un criterio fundamental y esencial p/evaluar la función que los indiv, las inst y los constructos ideológicos desempeñan en las rela. e/las clases y en la lucha de clases. Éstos, se ven afectados por su contexto social y, a su vez, lo afectan con mayor/menor intensidad; en donde el elemento fundamental del contexto social es el estado de las relaciones e/clases

Presión desde arriba y presión desde abajo:

La “presión desde arriba” es ejercida por la clase dominante, la cual suele llamarse conservadora por tener como objetivos la defensa, el mantenimiento y el fortalecimiento del orden social capitalista. Dichos objetivos son llevados a cabo en nombre del interés nacional, de la libertad, de la democracia, entre otros. En esta presión se libra la lucha por la hegemonía, del modo en que se da la socialización ideológica y pol de las pobla subordinada en el sistema social; ejercida normalmente por empresarios, por el Estado, por las Iglesias, los m de com, entre otros. Esta clase conservadora a pesar de lo que engloba, no siempre rechaza reformas, sino que puede aceptarlas en la medida que no afecten al orden vigente.  Mientras que la “presión desde abajo” (PDAB) es ejercida por la clase subordinada de manera reformista o de manera revolucionaria. La primera forma es aquella que tiene como objetivo modificar/ mejorar las cond de subordinación, y la segunda, tiene como objetivo, la eliminación de la subordinación. También es posible concebir formas de presión que sean reformistas, pero con objetivos revolucionarios en la medida en que las reformas estén encaminadas a lograr la transf revolucionaria del orden social, tipo de “reformismo revolucionario” llevado a cabo por la socialdemocracia. Esta lucha de clases y presiones son el hecho crucial de la vida social. En este planeo, Marx creía que la clase trabajadora tenía que verse necesariamente impulsada a adoptar la segunda de estas alternativas, a lo que Miliband cree que estaba equivocado, aunque, en cualquier caso, esta presión ha tenido un marcado carácter reformista (lo que no significa subestimar la intensidad de las luchas que se llevaron a cabo, ni ignorar las ocasiones en que los movs obreros adoptaron un carácter cuasi evolucionario o revo). Sin embargo, las formaciones rev se han mantenido limitadas a la periferia de la pol obrera.

   En Europa, las org del mov obrero, los sindicatos y los ppol han dominado el escenario y han sido explícitamente reformistas, las cuales –las reformas- han servido p/atenuar la crudeza de la dominación y explota clasista p/muchos sectores de la pobla subordinada; beneficiando a la pobla subordinada en su conjunto, gcias a la extensión de svicios colectivo, de derechos pol y civiles, entre otros. Pero también, la estruct de la prop, de los privilegios y del poder en estas soc ha quedado a salvo de las acciones del mov obrero, y las presiones ejercidas desde abajo en contra de estas estructuras. Dicho fenómeno era explicado por los marxistas recurriendo a factores como el crecimiento eco, las reformas, las migajas del imperialismo, las divisiones de la clase obrera exacerbadas por el capital y el estado, etc.; pero, según Miliband, dichos factores deberían ser complementarios con la influencia de la democracia capitalista en los mov obreros. Éste factor, ha logrado que la mayoría de quienes intentaban ejercer esa PDAB no creyeran que tenían que buscar fuera del sist const y pol existente p/lograr sus objetivos; ha demostrado ser un sist flexible, ejerciendo un papel en el debilitamiento de la presión desde abajo. Así, la democracia capitalista ha apoyado a la influencia ejercida por líderes obreros reformitas ya que son defensores de la moderación, el compromiso, la conciliación de los conflictos que puedan darse para derribar el orden, es decir, contribuyen a su mantenimiento. Las org que controlan dichos líderes son ambiguas ya que son org de movilización que articulan reivindicaciones/demandas, pero también suelen convertirse en factores desmovilizadores, reduciendo la PDAB.

 

Guillermo O’donnell.

Sociedad y Estado: Para el autor, el Estado” es el componente específicamente político de la dominación en una sociedad territorialmente delimitada, y esta “dominación” es la capacidad de imponer regularmente la voluntad sobre otros, incluso pero no necesariamente por la fuerza. Así, lo político es una parte analítica del fenómeno más amplio de la dominación, ya que no puede entenderse por fuera de esta dominación como un componente concreto. Y esta parte analítica es aquella que está respaldada por la supremacía en el control de los m de coerción física, lo que la hace específicamente política y dif de otros tipos de dominación, como la económica. La dominación es relacional, es una modalidad de vinculación de sujetos sociales. Y también es asimétrica, porque es una relación de desigualdad; dicha asimetría se da por el control diferencial de ciertos recursos, los cuales hacen posible el ajuste del comportamiento y las abstenciones del dominado a la voluntad del dominante.

Los recursos como sustento de dominación son: el control de los m de coerción física, movilizables por sí o por medio de un tercero, este control somete al dominado a severas sanciones; el control de recursos económicos; el control de los recursos de información, de conocimientos cientif-tecno; y el control ideológico, mediante el cual el dominado asume como justa y natural la relación asimétrica de la que es parte, no la entiende/cuestiona como dominación. con mayor/menor intensidad; este último recurso es el más eficiente, ya que implica el consentimiento del dominado a esa relación. Mientras que la coacción es el recurso más costoso, porque desnuda la dominación, pero es fundamental como última opción. Cabe destacar que existe una correlación en el control de los recursos, es decir, que el que controla uno es probable que controle todos. Dichos recursos son la base de toda dominación, no solo política, aunque esta tiene la supremacía de los m de coerción física. El gran diferenciador del acceso a los recursos de dominación es la articulación desigual y contradictoria de la sociedad en clases sociales, en donde la clase social es la posición en la estruct social determinada por comunes modalidades de ejercicio de trabajo y de creación y apropiación de su valor.

La relación de dominación en una soc capitalista es la relación de prod e/ capitalista y trabaj asalariado, mediante la que se genera y apropia el valor de trabajo; este es el corazón de la sociedad civil. Dicha apropiación es un acto de explotación, lo cual implica también que es una relación conflictiva, independientemente que sea reconocida o no por los sujetos sociales, por lo tanto, a pesar de que la relación es principalmente económica, necesita del control/dominación ideológica, por lo que el control ideológico y el control económico son aspectos co-constitutivos de la relación, que no vienen desde afuera a reforzarla, sino como un componente existente allí.  La posición de clase determina en gran medida esa desigualdad; pero además d esa posición surgen probab diferenciales de lograr sit que a su vez permiten acceder al control de otros recursos de dominación.

Hay relaciones sociales ostensiblemente requeridas por órdenes respaldadas por la supremacía de la coacción sobre un territorio, como la sentencia de un juez; pero también existen relaciones privadas que vinculan a sujetos sociales sin que asomen el Estado ni su poder coactivo, caracterizadas como relaciones contractuales, aquellas en las que las partes conviene un haz de obligaciones y derechos; pero estas son privadas solo en apariencia, ya que pueden recurrir a algo más, es decir el estado, cuyas instituciones son invocadas con el propósito de que ponga en uso los recursos para la vigencia de cierta interpret del contrato; a pesar de que son pocos, en todos la garantía de su efectividad resulta de la posib de realizar dicha invocación, ya que de otra manera la rela contractual no podría celebrarse, y si lo hiciera, no se demandaría su cumplimiento. Los contratos presuponen un acuerdo alñ que concurren libremente las partes que frente a la legislación aparecen como iguales, tratándose de una “igualdad formal”, que es diferente a la relación real, la cual puede ser extremadamente desigual. La venta de f de trabajo constituye un acto de igualdad formal que posibilita la apropiación del valor creado por el trabajo, en la que se puede recurrir al estado en caso de incumplimiento, es decir, para la efectivización de una relación social desigual y contradictoria. Dicha capacidad de invocación es constitutiva de la relación capitalista de dominación, ya que ésta relación no podría existir/ seria otra cosa sin este componente espec político, concluyendo que la garantía del estado a ciertas relaciones sociales, que son el corazón de una soc capitalista y su contradicción, no es una garantía externa ni a posteriori de esa relación, es parte intrínseca y constitutiva de la misma, por lo que las dimensiones del estado no son ni una cosa, ni una institución, son aspectos de una relación social.

Para el autor, es un error decir que el capitalista solo conserva la coerción económica, ya que también ejerce control ideológico, aunque su contenido y modalidad de concreción sean dif de los de otras sit históricas.

La característica del capitalismo es que el trabajo está desposeído de los m de prod, pero también, el capitalista esta desposeído de los m de coacción, esta separación genera la emergencia de un tercer sujeto social cuya especificidad es el ejercicio de la supremacía de la coacción, este tercer sujeto social son las instituciones estatales, que aparecen como forma no-capitalista y exterior a los sujetos de esa relación; son quienes ponen en acto esa garantía a las rela de dominación. Con respecto al trabajador, este es “libre”, ya que no es traído a la rela por medio de la coacción, sino que lo trae la coerción económica, ya que, al carecer de los m de prod, lo único que le quedará será vender su fuerza de trabajo. Esta necesidad de hacerlo no está impuesta por nadie, “simplemente” la sociedad está articulada de tal manera que el trabajador no podría sobrevivir si no se convierte en trabajador asalariado.  Una de las ppales raíces del control ideológico derivan de la falta de coacción junto con la difusa coerción económica. Por lo tanto, lo económico y la coerción eco son primarios en las relaciones capitalistas, pero una vez que se vende y comprar la f de t, se formalizan las relaciones impregnadas de aspectos no económicos que son constitutivos de dicha relación. Así, el Estado se convierte en garante de las relaciones sociales de producción capitalista, en el sentido que éste permite que se mantenga la desigualdad, la explotación, a través de todas sus formas; necesitando que la relación desigual se reproduzca. El origen del Estado capitalista y de sus instituciones, los cuales son la parte que se objetiviza del Estado, surge de la separación del capital del control directo de la coacción; implicando que el Estado, no respalda directamente al capitalista, sino a la relación social que lo hace tal, ya que tanto capitalista como trabajador, son necesarios para la vigencia y reproducción de esa relación; es garante de la existencia y reprod de la burguesía y del trabajador asalariado como clases. Esto supone que el Estado, en ciertas instancias, sea protector del trabajado sobre el cap, -no como árbitro neutral- pero solo para reponerla como clase subordinada que debe vender su f de t y reproducir la relación social. El estado, a su vez, es una generalidad, ya que es expresión de un interés más general que el de los sujetos sociales, el cual es la reproducción de una relación social que articula desigual y contradict a la sociedad; es una generalidad parcializada, implicando que el estado s una mediación imbricada en una relación e/ otros sujetos sociales. Por lo tanto, el estado al ser una parte analítica de una contradictoria rela de clase, también a su vez es contradictorio, y al mismo tiempo tiene una tendencia a su encubrimiento y reprod de la dominación.

El Estado es un aspecto de ciertas relaciones sociales; que no debe confundirse con sus instituciones, las cuales son sus objetivaciones, escisiones de la relación capitalista-trabajador, ya que al confundírselo, dicha relación aparece únicamente como “económica”, mientras que  lo estatal aparecería interviniendo únicamente desde afuera y eventualmente en esa relación, produciéndose una escisión e/soc y estado y la mutua externalidad, las cuales son el fundamento de encubrimiento del estado como garante de la dominación y de la opacidad de la misma. Por lo tanto, el estado como garante da respaldo coactivo a la vigencia de ciertas relaciones de dominaciones, pero también es articulador y organizador de la sociedad.  El Estado, es el límite negativo de las consecuencias socialmente destructivas de su reprod: los capitalistas en competencia llevarían una “explotación excesiva” de sus trabajadores y también quedarían lanzados a una competencia excesiva que eliminaría de su clase a muchos capitalistas. Por otra parte, la competencia hace que el burgués no se ocupe de decisiones e inversiones necesarias p/la reprod del sistema de clases y para la resolución de ciertos problemas generales. Este, no es limite negativo a la acción de los capitalistas, sino un acondicionamiento del contexto social del que alguien debe ocuparse. Tanto la imposición de limites negativos como las interv de acondicionamiento aparecen ante los actores como exteriores a sus relaciones “privadas”. Al no estar orientadas al lucro de un actor, aparen como expresión de una racionalidad dif a la del capitalista, por lo tanto, encarna una racionalidad más general y hasta superior a la de c/capitalista. La interposición de limites negativo suele ser vivida por capitalista como un acto externo y tambien hostil de ese alguien, es decir, de las inst estatales, las cuales generan que el Estado sea vivido como exterioridad. La exterioridad del Estado se funda/da: 1) En el encubrimiento de la dominación, que determina que el estado solo aparezca cuando se lo invoca p/respaldar; 2) en las instituciones estatales que apareen como encarnación de una racionalidad + gral y no capitalista. Por todo esto, El Estado capitalista es el garante de la rela social de prod capitalista, pero no es directamente el estado de los capitalistas, ni suele ser visto así por ellos.

Las objetivaciones puede ser también formalizaciones que cristalizan relaciones soc típicas, por ejemplo, el contrato de compra-venta de f de t presupone la igualdad formal de las partes, prescindiendo de las cond reales de c/ uno; en donde el producto de esa relación son mercancías que circulan por la mediación del dinero. Dicha mediación de dinero implica que todo sujeto sea considera como “igual ante este”. Pero, además, para ser materia de compra-venta, el trabajo tiene que aparecer como una e/otras mercancías, intercambiadas por dinero, a la que concurren sujetos formales y libres dando validez al contrato. Por eso, la igualdad formal del sujeto social en la relación contractual y ante el dinero son paralelas, y su objetivación es el “Derecho moderno”, racional-formal, que consagra al sujeto social como sujeto jurídico (sin distinciones de clase), en el plano de igualdad correspondiente al de la circulación de capital. Este derecho es la codificación formalizada de la dominación en la soc capitalista, mediante el sujeto jurídico implicado por la apariencia de vinculación libre y formalmente igual de la c-venta de f de t, y de la circulación de mercaderías. Así, el derecho también codifica la dominación, al consagrar y hacer efectivamente respaldable la prop priv de los m de prod usando en un mercado integrado por sujetos jurídicos abstractamente iguales. Esto implica que el derecho formaliza la articulación de la sociedad, la organiza y también a la dominación que la engloba. Por lo tanto, la explotación aparece oculta por una doble apariencia: igualdad formal de las partes y la libre voluntad p/entrar a esa relación.  Los dos requisitos p/ que la realicen de dominación se trasforma en una relación e/iguales son la separación del trabajador de los m de prod y la separación del capitalista de los m de coacción.

La escisión e/sociedad y estado es paralela a la escisión e/privado y público, fundamentada en la escisión de un 3er sujeto social. El Derecho, pone a los actores sociales como parte priv enfrente de las inst estatales, y la soc civil queda reducida a agentes que no condicionados por ninguna coacción reprod relaciones de intercambio, en donde las inst estatales quedan como instancias superiores mediadoras de estas relaciones. El Estado capitalista, tiene, por lo tanto, una apariencia fetichizada.

Las relaciones de dominación no son únicamente económicas, son también políticas e ideológicas. EL plano concreto de la objetivación en sujetos sociales inst es secundario y derivado de la imbricación de estos aspectos como constitutivos de la relación social, teniendo consecuencias. Una de ellas es que, si los sujetos sociales se constituyen en y mediante su cond de portadores de rela soc, las clases no son un fenomo solamente eco. Otra es que si lo estatal es un aspecto de las relaciones sociales de dominación, la oposición e/ lo privado y lo público no existe. Es decir, que el estado/ lo político es parte intrínseca de la sociedad. Las inst, al no ser garante directo de las clases sino de la relación social, configuran una escisión aparente e/estado y sociedad. Pero esta escisión tiene algo de real, porque éstas son un tercero ni capitalistas ni trabajadores. Así, no se ve al estado n su primordial cond de garantía en y de las relaciones sociales, y al borrarse esta cond esencial, coacción aparece como ligada a un interés gral y abstracto.

La racionalidad acotada de las instituciones se da debido a sus limitaciones cognoscitivas, que le impide encontrar soluciones optimas; en este planteo, la burocracia no “sabe” cuáles son las medidas objetivamente necesarias p/el mantenimiento del sistema en caso concretos.

El Estado al garantizar y organización la reprod de la soc capitalista, se encuentra en una relación de complicidad estructural respecto a ella; es decir, éste estado ya es capitalista, sin necesidad de decisiones. Por esto, las inst, como objetivación del estado, tienen un rumbo sistemático hacia la reprod de la soc capitalista. Esto lo hacen en dos ocasiones: 1) A través de la adm rutinizada, en donde ésta junto con el derecho, son el tejido habitual/poco visible de las decisiones diarias de sostén y organización de la sociedad, lo que pone en funcionamiento a la sociedad articulada en clases y en sujetos jurídicos abstractamente iguales. 2) Actuando como reacción a las crisis, aquello que es percibido como mal, en donde las inst estatales deben encargarse de solucionar dicha crisis; “rupturas de orden” desde la visión pol, “obstáculos en la acum de capital” desde la visión eco. Dichas crisis no aparecen como lo que son, como el modo contradictorio de reprod de la soc capitalista, sino, que el estado al ser cómplice estruct de esta relación, tiene la capacidad de filtrar las crisis, haciendo que estos problemas aparezcan como particulares y no sociales u económica.

Este tratamiento de las crisis junto con la adm burocrática rutinizada permiten entender por qué por medio de errores, y aciertos siempre parciales y precarios las inst estatales contribuyen a garantizar y org la sociedad capitalista. Cumpliendo la función de mascara de la sociedad, apariencia de fuerza externa movida por una racionalidad superior de un orden del que es árbitro imparcial.   El Estado, así, es condiciones necesaria p/ las relaciones cap de prod porque permite la visión de separación e/ lo público-privado, que hace aparecer como libres los acuerdos e/ iguales. Su exterioridad lo hace ver desde afuera, por lo tanto, debe sustentarse en un interés + gral, no descubrirse como dominación, para lo cual hay una necesidad de mediación e/ lo pub y lo priv, que es la base de la contradicción propia. La obediencia que reclama el Estado no puede aparecer fundado en la relación de la que es garante, ya que se desnudaría como dominación; tampoco puede aparecer como fundamento de su propio poder, porque perdería legitimad, así la solución es dada por las mediaciones, que fundamentan el poder estatal fuera de las inst y fuera de la soc. Estas mediaciones (nación, pueblo y ciudadanía) también, son expresiones ambiguas y contradictorias.

Mediaciones entre Estado y Sociedad: Las mediaciones tienen como función engarzar al estado y a la sociedad, ignorando los clivajes de clases y poniendo a la sociedad en lo privado y económico. Dichas instancias son generalizadoras. Todo estado presupone una comunidad política, es decir, solidaridades colectivas, vigentes en gran parte de una pobla territ acotada, resultantes de la creencia de que comparten import valores e interés, y de que es posible proponerse metas comunes imputables a esos valores/interés. Dicha comunidad es necesaria p/una dominación consensualmente aceptada. Dicho engarze del Estado c/ una comunidad política es otra forma de generalidad, una modalidad de articulación de los sujetos en un territorio. La contradicción, por lo tanto, está dada en que estas mediaciones son una postulación de igualdad, pero a la vez, el Estado no puede dejar de tener un rumbo, camino hacia la reprod del sistema, de las rela contradictorias. El estado capitalista necesita postular el fundamento de su poder de manera externa a sí mismo, el fundamento es el sustento de su control de recursos de dominación y de su pretensión, respaldado por dichos recursos, es obedecido. Mientras que el referente del Estado son los sujetos sociales y rela soc a cuyo interés de vigencia y reprod sirve. Este Estado capitalista no es fundamento ni referente. La sociedad tampoco puede aparecer como funda/referente porque, su fraccionamiento no alcanza a generar solidaridades colectivas al nivel de las implicancias del estado, y, en segundo lugar, porque se descubriría la dominación de clase de la que es garante. El estado es garante y organizador de la sociedad, a la vez que se legitima fetichizado en instituciones, lo que genera como consecuencias un control ideológico, ejercicio pleno pero encubierto de la dominación en la sociedad. A través de dichas mediaciones el Estado cap devuelve a la soc su propia contradicción; es decir, su contradicción propia es que su forma “normal” de tender esas mediaciones es una postulación de igualdad (abstracta) en su fundamento y en su referente, a la vez que no puede dejar de ser un sesgo sistemático hacia la vigencia y reprod de las contradictorias relaciones sociales de las que emana. Otra consecuencia de las mediaciones es que son rescates de la privacidad y fraccionamiento del ser-en-la-soc. Así, el sujeto social, síntesis de una privacidad despolitizada, regresa al plano de la pol y de lo público, pero lo hace predeterminado en identidades dif de lo que es en su realidad primordial de sujeto plasmado por relaciones de dom en la soc.

MEDIACION 1: La ciudadanía, fundamento del Estado capitalista: La ciudadanía es el fundamento del Estado cap, entendido como la igualdad de todos los individuos de un país, también incluye la soberanía de estos p/elegir a sus representantes, esto justifica que el Estado use el poder sobre ellos porque previamente le dieron el derecho a hacerlo. Ciudadano, por lo tanto, es aquel que tiene derecho a cumplir los actos que resultan en la const del poder de las inst estatales, en la elección de los gobernantes que pueden movilizar los recursos de aquellos y reclamar obediencia, y en la pretensión de recurrir a procedimientos jurídicamente preestablecidos p/ampararse de intromisiones que considera arbitrarias. Esta libertad conlleva la igualdad abstracta de la ciudadanía. Esta abstracción es porque el poder es constituido por los ciudadanos, sin relación con su proposición de clase. Y con esta abstracción se convierte en fundamento del poder/estado. La ciudadanía es la negación de la dominación en la sociedad, ya que todos los ciudadanos, sin relación con su posición de clase, concurre a la formación del poder estatal corporizado en derecho e instituciones. Esto implica que la democracia es la forma normal de org pol de la soc capi, ya que el ciudadano, al ser libre, puede elegir a los gobernantes.

La ciudadanía es el fundamento del Estado porque es la modalidad más abstracta de mediación e/ Estado y sociedad, por lo que no puede ser referente porque lo que las inst hacen debe estar referido a un interés general. La figura del ciudadano, por su abstracción, aparece muy descarnado, no se le puede imputar un interés gral en el plano concreto de lo que las inst hacen. La ciudadanía, es criatura e la so capitalista en el mismo plano en el que ella se pone ante la conciencia ordinaria: el de la igualdad abstracta presupuesta por la circulación del capital, solo como fundamento.

MEDIACION 2: La nación, referente del Estado: Es el referente del estado capitalista, es la pertenencia a un territorio delimitado; es la identidad que lo diferencia de otros estados. Las inst públicas se encargan de servir a la nación como un todo y no a sujetos indiv. Por lo tanto, se genera un “nosotros”, que nos dif de “otros” n el escenario internacional. El Estado aparece como un estado-para-la-nación, como delimitación de la nación frente a otros Estado nacionales y, hacia adentro de su territorio como pretensión de ser el agente privilegiado de custodia, interpreta, y logro de los intereses grales de la nación. La invocación de los intereses de la nación lo que justifica imponer decisiones contra la voluntad de los sujetos, incluso contra la clase dominante. La nación como colectividad superior a los intereses particularizados de la sociedad, permite no ignorar las desigualdades, sino negarlas como contradicciones. Por lo tanto, es una generalidad concreta ya que, es una homogeneización indiferenciada respecto de los clivajes de la soc y; que el sujeto social “miembro de la nación” no es el sujeto desencarnado de la ciudadanía y del derecho racional formal.

Ser miembro de la nación es ser integrante de una identidad colectiva superior a los clivajes de clase. Pero a su vez, es sustentar la expectativa de que sus intereses no serán sistemáticamente negados y de que se tiene título a ser beneficiario del interés gral que las inst estatales afirman servir. El discurso de las inst estatales es igualizador y homogeneizante en tanto ciudadanos y miembros de la nación, a la vez que la agregación de los impactos de sus acciones y omisiones es la negación practica de su discurso. Esta contradicción, es consecuencia de que el Estado no puede tener fundamente ni referente en la sociedad y de que, su fundamento optimo, no puede ser su referente. El Estado capitalista tiende a ser un Estado nacional, inventando la nación.

MEDIACION 3: El pueblo, ambiguo fundamento y referente del Estado: es un concepto que no proviene del Estado, sino de la soc. Abarca a todos los desposeídos, los no privilegiados y el reclamo de justicia que se hace por ellos. El pueblo, no le sirve al Estado como referente ni como fundamento porque deja en evidencia su rol de garante de las relaciones soc contradictorias del capitalismo. Su importancia ha sido más significativa o mayor en casos latinoamericanos porque tienen una menor extensión y profundidad del capitalismo. Las diferencias en la repartición de las consecuencias del interés gral lleva a que surjan demandas pretendiendo que las inst actúen favoreciendo a los más desposeídos. Éstos, cuando se reconocen como tales, son el pueblo o lo popular. El pueblo/ popular es ambiguo, ya que es un ámbito de solidaridades por encima de los clivajes de clase y, a su vez,  sus reclamos son dirigidos en contra de quienes también son parte de la nación-ricos, poderosos- produciendo luchas políticas, donde lo popular va en contra de lo no-popular; en el límite de éstas lo popular conlleva la pretensión de que es la “nacion verdadera”, fusión de lo popular y lo nacional, y sus demandas pueden afectar los límites de la reprod de la sociedad capitalista, haciendo que el Estado se vea en riesgo de exponer sus contradicciones. En segundo lugar, lo popular es ambiguo ya que el Estado puede responder a estas demandas, dependiendo del contexto y las circunstancias, acogiendo a lo popular, porque se pone frente a las clases como garante y organizador de las relaciones sociales que las constituyen, por lo que es custodio de las clases subordinadas. Otra ambigüedad es que al ser lo “no-popular” adversario, se achica la nacion homogénea, que es el referente ideal del Estado. Además, al no poder cumplir nunca completamente con las demandas del pueblo, puede poner una carga excesiva p/la acum de capital. Por eso, la ambigüedad consiste en que, si bien lo popular es un velo de la realidad profunda de la soc y el estado, también es un punto posible de tránsito hacia su descubrimiento., por eso es una mediación-el pueblo- menos digerible para el Estado que la nación o la ciudadanía. Así, se encuentra en un punto medio e/la ciudadanía y nacion, y la clase, porque es más concreta que la ciudadanía, y menos indiferenciada que la nación, pero + genérica y – concreta que la clase; por esto último, el pueblo pue sr tanto fundamento como referente del Estado. El título a mandar lo da el pueblo, no tanto la ciudadanía. Ciudadanía, nación y pueblo, son contradictorias por sí misma, porque su efecto encubridor no puede existir sin ser ellas ámbitos p/ la presencia practica de las clases subordinadas. Trascendiendo su fraccionamiento cotidiano a la soc civil, en dichos ámbitos esas clases pueden reconocerse y constituirse, pol e ideolog, como tales.

 

Pablo Constantini.

Los procesos de industrialización han sido elemento impulsor de las trasformaciones de mayor alcance que la humanidad haya conocido desde que la difusión de las prácticas agrícolas permitió el tránsito de cult nómadas a otras basadas en el sedentarismo y el surgimiento de las civilizaciones urbanas. La industrialización modifico radicalmente la forma y la finalidad de la prod de bienes materiales y las relaciones de los hombres entre si (el conjunto de manifestaciones de la vida social). Las condiciones prevalecientes antes de la moderna industria se caracterizaban por ser masivamente rurales.

El mundo preindustrial estuvo marcado por la presencia de formas coactivas de org del trabajo, entre las que se encuentra la esclavitud y la servidumbre de tipo feudal, con las que coexistió un campesinado independiente más o menos numeroso. A diferencia de esto, el mundo/sociedad industrial se encuentra caracterizado por el trabajo asalariado y, la inmensa mayoría de los bienes que se producen pasan a ser mercancías, en donde se compran y se venden. En el mundo preindustrial hubo comercio, pero el volumen de los intercambios quedaba limitado por la debilidad de la estructura de transportes y, además, una porción significativa de la prod se orientaba hacia el auto consumo de los propios productores. En este mundo, las necesidades de inversiones resultaban mínimas y el dinero servía solamente como vehículo p/acceder al consumo de bienes suntuarios. Al introducirse en un mundo industrial, la generalización de los intercambios mercantiles trajo aparejada una creciente necesidad de moneda, y, por lo tanto, las materias primas, los instrumentos de trabajo y la propia mano de obra de los trabajadores son mercancías. El dinero pasa a jugar el papel de capital, central en la comercialización: se invierte con el fin de incrementar su valor, en donde esta maximización del capital se convierte en motor fundamental del proceso económico. Así, podemos identificar los signos del capitalismo en: trabajo asalariado, generalización de los intercambios mercantiles, valorización del capital como motor de la economía. Por consiguiente, el proceso de indust marca el tránsito de las soc pre capitalistas a un capitalismo maduro, evolucionado en las formas de org de la prod, el comercio y el trabajo.

Un desarrollo desigual: Las diferencias de riqueza e/soc preindustriales dependían de la mayor o menor disponibilidad de tierras fértiles, de la evolución del instrumental agrícola, de formas + o – eficaces de org del trabajo, de mayor o menor dominio de técnicas artesanales. Sin embargo, el trabajo humano no puede ir mas allá de un determinado límite de rendimiento. Es decir, que las dif de productividad, las diferencias de nivel de riqueza entre dist soc no podían traspasar esta barrera. La org industrial con el uso generalizado de maquinarias, lleva a este problema al campo de las disparidades tecnológica que pueden ampliarse ilimitadamente. Por lo tanto, ocurre que unos producen más y con mayor eficacia, mientras que otros a la inversa, encontrándose un alto nivel de pobreza. Entre países desarrollados y países subdesarrollados se han establecido vínculos de dominio y subordinación. En donde el retraso de unos y avance de otros son fenómenos interrelacionados. Sin embargo, este tipo de situación, de avance para algunos países y por lo tanto mayor riqueza, y atraso para otros y por lo tanto mayor pobreza, ocurrió también en las sociedades preindustriales. Pero, a lo largo de los años, este lazo de dependencia por parte de países periféricos respecto de los centrales, se ha hecho más complejo, se ha vuelto más uniforme y diversificado.

La revolución Industrial: La producción de manufacturas es anterior al surgimiento de la moderna industria, es decir, se producían y consumían artículos manufacturados. Un ejemplo es el sector textil. En un ppio, en los hogares campesinados se hilaba y se tejía con destino al auto consumo familiar, un sistema doméstico. Pero en la época pre rev industrial, se realizaba un sistema de trabajo a domicilio. Este consistía en que las flias rurales hilaban y tejían para suministrar a los comerciantes, los que finalmente adquirirían el producto y lo destinarían al mercado. En el medio urbano dominaba el sistema artesanal, sometido a reglamentaciones en cuanto a admisión en el gremio y caract de los productos. El artesano así, es un productor indep, que lleva a cabo en su taller el proceso de prod por sí mismo o con el auxilio de unos pocos asalariados y destina el producto al mercado. La manufactura implica la reunión en una sola planta, bajo la dirección de un empresario, de un n° considerable de trabajadores asalariados, divididos n grupos especializados p/completar el proc de prod. Pero en ausencia de mecanización, la prod en gran escala no comportaba ventajas demasiado significativas sobre la que se realizaba en el ámbito domiciliario o artesanal. Por lo tanto, al introducirse la maquinaria, las antiguas modalidades de prod fueron reemplazadas por el sistema fabril –elemento central de la rev industrial-.

Se sitúa el comienzo de la rev industrial en las dos décadas finales del siglo XVIII, en donde la industria clave fue la de algodón. Se produjo en Inglaterra debido a un cúmulo de factores. En primer lugar, debe destacarse la disolución de los lazos feudales que habían vinculado al campesino a la tierra durante la edad media, sumado a la conversión de tierras de labranza en tierras de pasos p/ganado ovino, lo que implicó la expulsión de antiguos labradores hacia áreas urbanas, convirtiéndolos en mano de obra disponible. En segundo lugar, si bien la carencia de disponibilidad de f de trabajo hubiera podido eliminar el proc de industrialización, la superabundancia hubiese tendido a deprimir los salarios, quitando incentivos p/ una mecanización, disminuyendo los costos. Otro elemento fue la revolución agrícola del siglo XVIII en Inglaterra, donde se suprimieron los barbechos en favor de la rotación continua de cultivos, se difundieron nuevas plantas alimenticias y forrajeras y se perfecciono el instrumental de labranza, empleando más generalizadamente el hierro. Esto, contribuyo a acrecentar la demanda de artículos manufacturados. Por último, la gran expansión del comercio ultramarino y de los transportes marítimos ingleses impulsó la acumulación de capitales y creo bases favorables p/ las posteriores exportaciones de prod manufacturados.

Constantini toma el ejemplo del sector textil debido a que fue un sector característico del proc de industrialización en su primera etapa, a causa de que, en cond preindustriales, los textiles son uno de los pocos productos manufacturados de consumo masivo y que ofrecen un mercado potencial muy superior a cualq otro rubro.

A mediados del siglo XIX, los británicos producían 100 veces + tela de algodón, 75 veces + carbón y 50 veces + hierro por habitante que el resto del mundo. La ventaja inglesa se dio porque los nuevos procedimientos industriales se difundieron en el continente europeo mucho más lento que en el resto del mundo. La maquinaria utilizada en la primera fase de la rev industrial fue bastante simple, de lo que derivaron consecuencias tales como la escasa relación que las innovaciones industriales tuvieron con el avance general de la ciencia (donde los individuos que inventaron las maquinarias no tenían preparación científica, es decir, eran artesanos); en segundo lugar, la inversión de capital necesaria para iniciarse en la actv fabril era modesta, lo que significaba  que las barreras de entrada para el ingreso de nuevos industriales eran débiles. Esta primera fase de la rev industrial se caracteriza por tecnologías simples con mano de obra no calificada, mal paga, sometida a extenuantes jornadas de trabajo y compuesta en su mayor parte por mujeres y niños. La primera etapa del despliegue del sist fabril se apoya en mercados preexistentes, pero a medida que avanza la expansión del capitalismo a escala mundial, se van destruyendo los modos de prod precapitalistas.

Hacia un nuevo modelo industrial: El desenvolvimiento de la industria, en la 1ra mitad del siglo XIX estuvo sujeto a un reducido número de áreas y, por otro lado, la org fabril solo triunfo en unas pocas ramas, mientras que en la mayoría continuaba la prod a domicilio/artesanal. En la 2da mitad del siglo, el sistema fabril se desarrolla en extensión y profundidad, adquiriendo considerable impulso en la mayor parte de Europa Occidental y Central. A dicho auge industrial debe vinculárselo con el crecimiento urbano, la expansión de las capas sociales asalariadas, y el auge del comercio y otros servicios. Hacia finales del siglo, los trabajadores de la industrial constituyen alrededor de la mitad de la población activa en Inglaterra/Alemania. En ese entonces, la tendencia a incrementar los salarios reales, producto del incremento del empleo y de la acción sindical, contribuye a modificar la miseria extrema de las clases trabajadoras. Pero lo que cambia decisivamente es el balance de poder e/los dist sectores de las clases dirigentes en beneficio de la burguesía industrial, que conduce al desarrollo eco, y al detrimento de las capas aristocráticas de la prod agraria. Este comienzo de la nueva fase de industrialización tiene una vinculación directa con el desarrollo ferroviario, donde estos no solamente agilizaron y abarataron el consumo, sino que, a través de su expansión, aceleraron la demanda de carbón y productos metalúrgicos tales como el hierro y el acero. Así, en GB como en Francia, se expanden las vías férreas considerablemente. Y, con el desarrollo de la fabricación de material de transporte, la prod mecanizada en gran escala, comienza a invadir el sector de bienes de capital. La 2da mitad del siglo se caracteriza por ser fértil en materia de invención y adopción de nuevos procedimientos industriales. Así aparecen la electricidad, el petróleo y el gas como nuevas fuentes de energía, en donde recién a finales del siglo, dejan de ser p/alumbrado urbano y pasan a ser fuerza motriz en la industria. A partir de la década del ’90 y hasta la 1ra g mundial, en la económica de los países industr transito una fase de veloz crecimiento, fundamentado en sectores como la siderometalúrgica, industrias químicas y eléctricas. A este proceso se lo denominó “segunda revolución industrial.”

Concentración industrial y monopolios: Las innovaciones técnicas que sustentaron la 2da rev industrial fueron resultado de complejas investigaciones científicas, a diferencia de la primera que, se caracterizaban por ser tecno simples. Esta segunda rev industr contrajo procedimientos de prod que requerían onerosos desembolsos y que solo daban rentabilidad al ser aplicados en gran escala. Esta multiplicación de la prod produjo una reducción el n° de firmas industriales, afectando a la totalidad de los países industrializados. Por lo tanto, vemos que en la 1ra rev industrial la empresa era de propiedad fliar y crecía a partir de la reinversión de sus propios beneficios; mientras que en la 2da rev industrial, la empresa es ya una firma monopólica, anónima y recurre al crédito. Asimismo, re la interpenetración e/capital industrial y capital bancario. En vísperas de la 1ra g mundial, EEUU ya es primer país del mundo por el volumen de su prod industrial, seguido por Alemania e Inglaterra.

A lo largo del siglo XIX y comienzos del siglo XX, las pol económicas prevalecientes fueron liberales, apoyadas teóricamente por los aportes de los economistas clásicos y neoclásicos. Esto quiere decir, que los intercambios internacionales, se dieron con patrones librecambistas. Pero tanto el desarrollo de EEU como el de Alemania, se dieron bajo políticas de protección aduanera tendientes a excluir la concurrencia extranjera del mercado interior de bienes manufacturados. Solo GBretaña mantuvo su política librecambista hasta el siglo XX.

Centros industriales y periferia agroexportadora: La relación entre centro y periferia del sistema internacional fue endeble como consecuencia del atraso de los transportes. En la etapa pre ferroviaria, el transporte terrestre a larga distancia de mercancías de gran ´peso y volumen en relación con su valor implicaba costos prohibitivos. Mientras que el transporte marítimo era más barato, pero no dejaban de gravar pesadamente el precio final de las mercancías. Así, durante un tiempo las exportaciones de m primeras del mundo periférico al mundo central quedaron recudidas a una corta gama de artículos como el azúcar o el algodón. En la 2da mitad del siglo XIX, los progresos en la navegación, al sustituirse la vela por la energía de vapor, al sustituirse los casos de maderas por metal, entre otros cambios, contribuyeron a dar una dimensión mundial a los mercados. El tendido de vías férreas comenzó a avanzar en áreas periféricas, abaratando los costos que antes eran significativos. Así, se crearon las cond p/ el pleno despliegue de un sist de intercambios internacionales, es decir, exportaciones de alimentos baratos desde la periferia a los centros industriales, permitiendo abaratar los costos salariales y los costos de materias primas para la industria.

En los países periféricos, el auge de las actividades ligadas a la exportación e productos primarios tuvo potentes efectos transformadores, como un rápido crecimiento de la actividad eco, generalización de las transacciones mercantiles y avance de la urbanización. Pero los beneficios derivados del crecimiento agroexportador tendieron a reinvertirse en el mimo sector de origen, que era el que mayores garantías de rentabilidad ofrecía, o en actvs comerciales y financieras que le servían de apoyo. Argentina, es un ejemplo de la intensificación de las exportaciones ganaderas y cereales.

El desarrollo de los países centrales está ligado al ascenso social de la burguesía industrial, así, el crecimiento agroexportadores tendió a consolidar el poder de las capas sociales que hegemonizaban el sector agrario, es decir, los terratenientes.

En la periferia, también se produjo la destrucción de los antiguos sistemas preindustriales de producción.  En Argentina, por ejemplo, la actividad artesanal de las provincias del interior se contrajo, como consecuencia de la masiva importación de manufacturas extranjeras. En territorios coloniales, en los que los factores eco que impulsaban la declinación de las actvs manufactureras locales vieron reforzada su acción por mediadas pol concebidas p/favorecer a las industrias metropolitanitas, los efectos fueron más acentuados. Así, la prod textil de la India, fue arrasada por el ingreso de tejidos fabricados en GBretaña. Con el nuevo siglo, y tras la finalización de la 2da g mundial, capitales provenientes de los países centrales comenzaron a invertirse en la periferia en la prod de materias primeras minerales y energéticas.

Crisis e industrialización sustitutiva de importaciones: La crisis de 1930 asestó un golpe a la eco de los países centrales. Luego de varios años de recesión y altos índices de desocupación, se comenzó paulatinamente la recuperación a través de programas de obras públicas en donde el Estado promovía una reactivación de la demanda (Keynes) y, por el impulso que daba esa demanda el masivo rearme que precedió a la 2da guerra mundial. En las eco periféricas, la recesión hizo que la demanda de materias primas y alimentos por partes de los países indust se contraiga y que los precios decaigan, a lo que también se agudizaban las tendencias proteccionistas en las naciones centrales. Esto trajo aparejado una disminución de la capacidad de importar productos manufacturados por parte de estas eco. Al comenzar a superarse la recesión, el mundo se sumergió en la 2da guerra mundial, durante la cual los países centrales vieron su capacidad exportadora de manufacturas anulada por la reorientación del aparato industrial hacia la fabricación de productos indispensables p/sostener el esfuerzo militar. Este descenso de las importaciones de artículos manufacturados como consecuencia de la caída de las exportaciones, creo en la periferia cond favorables p/ la ampliación de la capacidad productiva local, desencadenándose así, el proceso d industrialización por sustitución de importaciones. Es decir, comenzó a producirse en el mercado interno aquello que antes de importaba del exterior. Sin embargo, este modelo ISI solo adquirió intensidad en Argentina, México, Brasil, Colombia o Chile. En tale lugares, el previo despliegue de las actv primarios-exportadores había generado un proceso intenso de urbanización y crecimiento de las capas medias y asalariadas, robusteciendo los mercados internos. Y también debe destacarse que se contaba con alguna capacidad industrial previa y un nivel de acumulación de capital importante. Por lo tanto, aquellos países que no contaban con estos requisitos, la contradicción de los intercambios internacionales impulsó a una intensificación de las actvs de sectores precapitalistas.

La edad de oro del fordismo y la economía regulada: Finalizada la 2da guerra mundial, la eco mundial paso por una etapa de crecimiento no igual a las anteriores. En materia industrial, los productos de la industria metalmecánica y los de la rama química ejercieron el liderazgo de la expansión en dicha fase. La participación conjunta de dichas ramas en el valor total de la prod industrial se acrecentó significativamente. Este periodo, se caracteriza por la casi absoluta hegemonía norteamericana en el mundo capitalista, esto es debido a que fue el único territorio que no fue afectado por acciones bélicas y la producción creció ininterrumpidamente a lo largo del conflicto. Además, fueron capitales estadounidenses los que financiaron en importante medida la reconstrucción europea, y parte de la prod industrial de esa área debía imputarse a firmas norteamericanas establecidas en el viejo continente. La base de este crecimiento se identifica por la reorganización del aparato industrial seguido por las líneas tayloristas y fordistas, que se impusieron en EEUU en el siglo XX y que luego se generalizaron en todos los países centrales e incluso se transfieren en la periferia. Esta “organización científica” de la prod se caract por una máxima subdivisión de tareas, asignando a c/operario la realización de una operación simple, medición a cronometro de los tiempos empleados en c/operación, etc. Se plantea con el objetivo de maximizar el rendimiento de los trabajadores, la concentración del proceso productivo y la completa mecanización. Esto se traduce en aumentos en los ingresos de los trabajadores, minimizando los conflictos laborales e incorporando al consumo de bienes duraderos a capas sociales antes excluidas. Este proceso es acompañado por un Estado que regula la economía, promueve políticas sociales, incentiva la demanda, y se cargo de los svicios públicos e incluso de un segmento importante de la actv industrial- Estado Benefactor-. Por su parte, las pautas en materia de comercio internacional tienden a liberalizarse, creando un ambiente propicio p/ la expansión de las firmas transnacionales.

Las empresas transnacionales: La producción en el exterior de empresas industriales comenzó a crecer considerablemente a diferencia que la que tenía en su país de origen. Surgieron así las empresas transnacionales, las cuales desarrollan actvs productivas en escala mundial. Fue encabezado en primer lugar por firmas norteamericanas, luego por europeas y japonesas.

La industrialización periférica: El crecimiento del sector industrial en muchos países periféricos hizo que dicha región no pudiera ser caracterizada como puramente productora de alimentos y materias primas, esto no significa que se asimilen a las de los países avanzados ya que, en primer lugar, las separaba una gran diferencia de niveles de producción. Es decir, en las áreas industrializadas se generaban casi las 9decimas partes de la prod industrial mundial. En segundo lugar, la conformación estructural del sector manufacturero era diferente. Por ejemplo, en los países centrales se puede ver la preponderancia de ramas productos de bines de capital, que constituyen el núcleo de la capacidad de competencia internacional, alcanzando un rápido ritmo de innovación tecno, así como una especialización en aquellos rubros en que la prod nacional resultaba más competitiva. La periferia, siguió caracterizada todavía por el dominio de industrias tradicionales, como alimentarias y textiles, y un fuerte déficit en materia de bienes de capital y un patrón de industrialización mas errático; sin especializaciones bien definidas. Tras la 2da guerra mundial, el capital de los países centrales fluyó con cierta intensidad hacia la periferia a través de la expansión de las empresas transnacionales.

La intensificación del proceso de internacionalización del capital afecto a la periferia de una manera marginal. La ampliación de las actvs en el exterior de las empresas transnacionales se operó en mayor medida en el marco de las propias eco avanzadas que en los países de menos desarrollo. El ingreso de las compañías transnacionales al sector industrial de las eco periféricas contribuyo al lanzamiento de una segunda fase del modelo ISI, entrada en los bienes de consumo duraderos y al establecimiento de industrias básicas, aunque este rubro fue a cargo de los propios estados de la periferia. 

En un primer momento había un aporte de capitales, pero luego, el retorno de los beneficios hacia el país inversor superaba el monto de la inversión inicial, con lo cual acababa por generarse un mecanismo de descapitalización p/el país receptor. Por otra parte, las inversiones solían llegar a dicho país materializadas en maquinaria y equipos que no eran los más avanzados, que eran obsoletos.  Además, la tecno exportadas por los países centrales estaban concebidas p/alcanzar un rendimiento óptimo en escalas mayores a las permitidas por las dimensiones de los mercados periféricos. Por dichas razones, la ineficiencia no solo afectaba a las industrias tradicionales, sino que las propias empresas transnacionales actuaban en la periferia menos eficientemente que en los países desarrollados, lo que llevaba a falta de capacidad competitiva en el nivel internacional y una orientación preferencial hacia los mercados internos.

Hasta la 2da g mundial el grueso de los intercambios internacionales tenía lugar entre centro y periferia, pero a partir de entonces, comienza a prevalecer transacciones de los países centrales entre sí: artículos manufacturados a cambios de otros artículos manufacturados. Es decir, cambian los antiguos patrones del comercio internacional.

Solo un peq n° de países periféricos comenzó a avanzar + o – decididamente por una la vía de la exportación de artículos manufacturados en escala masiva. Se trataba de los NICs-los países recientemente industrializaos- entre los que se destacaron Brasil México, Corea del Sur, Taiwán. El crecimiento de estos últimos a lo largo de los años fue significativamente considerable, y fue presentado como ejemplo de las virtudes de pol liberales de amplia apertura al exterior. El despliegue industrial de Corea y Taiwán transitó, por una primera fase, caracterizada por una sustitución de importaciones en ramas de consuno masivo como el textil y las confecciones. En la segunda fase, dichas industrias adquirieron un perfil exportador, y a su vez, surgían otras de mayor contenido tecno, orientadas hacia el mercado interno. En la tercera y última fase, estas industrias comenzaron a competir internacionalmente con gran eficacia. En dicho crecimiento fue importa la acción estatal, al proteger mediante barreras arancelarias y créditos subsidiarios a las industrias incipientes, al promocionar las exportaciones y favorecer la creación del tecno local, poniendo límites al capital extranjero.

Crisis del fordismo y reorganización del sistema capitalista: Al producirse la crisis de 1970, el modelo sustentando en los métodos de prod taylorista y fordista y la ampliación de las facultades de intervención del Estado comienzan a evidenciar sus limitaciones. Los elementos más importantes que pasan a conspiran contra la valorización del capital son: el aumento del poder negociación de los sindicatos, rigideces del sistema productivo, sobre capitalización, etc.

Para afrontar la crisis y comenzar la reorganización se aborda a la llamada era de la globalización, en donde las facetas más significativas de dicha estrategia son: la puesta en marcha de formas de org productiva más flexibles –toyotismo- en el terreno industrial; la relocalización de las actvs eco, transfiriendo las + intensivas en trabajo no calificado; la segmentación del proceso productivo p/aprovechar la localización p/ahorrar costos; una ofensiva contra la estabilidad laboral adquirida por los trabajadores en la etapa fordista; un empate contra el Estado benefactor; una exitosa presión p/abolir las barreras a la movilidad internacional de los capitales.

Julio Cesar Neffa.

El taylorismo: es un proceso de trabajo, es decir, todo acto especifico en el cual la actv humana efectúa, con la ayuda de medios de trabajo, una transf deliberada de los objetos de trabajo (materia prima), de acuerdo con una finalidad, para generar bienes de uso que tiene un valor social. El periodo que vivió Taylor fue 1856-1915, desarrollando su pensamiento en un contexto de crecimiento eco rápido de la eco norteamericana, pero por su escasa dotación de capital, la mayor parte se debía a la incorporación masiva de f de trabajo, con una duración de la jornada muy prolongada, predominando la heterogeneidad dentro de los lugres de trabajo en cuanto a la f de trabajo, los insumos y los bienes de capital. En dicho periodo predominaba una f de trabajo de mano de obra calificada: los trabajadores de oficio, los artesanos, reunidos en una asociación profesional.

Taylor se caracterizaba por tener antropología laboral, es decir, pensaba que los seres humanos pueden hacer más de lo que hace, puede trabajar más duro, pude producir más de lo que producen. La explicación que daba a la tendencia sistemática al ocio y a la vagancia era el mido a la desocupación, ya que si mostraban al empresario todo aquello de lo cual eran capaces de hacer seguramente los empresarios iban a exigirles mas y otros colegas se iban a quedar sin trabajo. En segundo lugar, según Taylor, otro error era el del sistema de remuneraciones. Ya que en esa época se pagaba el día del trabajo, y dentro de la f de trabajo predominaba la heterogeneidad, lo que ocurría era que se autorregulaba el colectivo de trabajo y finalmente todos terminaban trabajando al ritmo del más lento. Según el, esto ocurría porque el sistema de remuneración según l jornada de trabajo era malo y había que modificar, que pasar a otra forma. La tercera razón por la cual el ocio y la vagancia se podían consolidar era porque los empresarios no conocían la organización científica del trabajo. Para salir de dicha situación, para combatir la tendencia al ocio/vagancia, sostenía que hacía falta una especie de teoría, lo que contribuye posteriormente, al nacimiento de la organización científica del trabajo (OCT). Sintéticamente, según Neffa, esta OCT es la búsqueda de una eco del tiempo de trabajo, la búsqueda de ahorrar tiempo de trabajo; es decir, que los trabajadores encontraran el trabajo organizado de tal manera que no hubiera tiempos muertos. En dicho planteo coincide con Marx, quien habla de que los poros de la jornada de trabajo serían los poros de la esponja. El problema sería, intensificar el trabajo p/hacer más cosas en menos tiempo. Otro de los planteos/ideas de Taylor era que los intereses de los trabajadores y empresarios era intereses convergentes, coincidentes. Lo ideal p/él era que todos buscaran la prosperidad, que buscaran producir más, y que los trabajadores no traten de conseguir aumentos salariales, ya que eta prosperidad iba a beneficiar al conjunto, tanto a trabajadores como empresarios.

Uno de los lemas que se hicieron famosos durante el Congreso Nacional de la Productividad y Bienestar Social en 1955 fue tratar de que la mano de obra, contándola desde el punto de vista del contenido de trabajo de c/unidad de producto, fuera barata, debido al incremento de la productividad y a la intensificación; y los salarios elevados, porque cambiando el sistema de remuneración se iba a poder pagar según el rendimiento.

Técnicas/rasgos del Taylorismo/ Principios para obtener la organización científica del trabajo: En primer lugar, el estudio sistemático de los tiempos y de los movimientos de los trabajadores: es decir, identificar, medir, a través del método científico y cinematográfico, el tiempo muerto y los movimientos considerados improductivos e inútiles/vagos de los trabajadores en la jornada de trabajo, para posteriormente, eliminar esos tiempos de improductividad, y lograr que aumente la productividad. Taylor considera así, que el problema no era hacer trabajar a la gente más horas, sino que trabajaran de manera más intensa reduciendo los poros de la jornada de trabajo. Así, se estipularía los tiempos obligatorios de reposo, p/permitir la recuperación de la fatiga, y de pausas p/hacer el manteamiento de las máquinas y equipos. En segundo lugar, la instalación de la división social y técnica del trabajo en las oficinas/talleres. Consiste en dividir el trabajo en tareas y asignar a c/trabajador una tarea específica que tiene que ser realizada en un tiempo dado, para que puedan ser controlados más fácilmente los trabajadores. Dicha división, a su vez, separa las tareas de concepción y las de ejecución, la cuales, estarán a cargo de los empresarios o de las personas que estos contraten.  Esto requería, una estandarización de las tareas. Una vez que se observen los tiempos y los movimientos, se identificar a los trabajadores más hábiles/rápidos. Y una vez que se descubre quien realiza la tarea en menos tiempo, dicha se estandariza, siendo para Taylor la única y mejor manera de hacer una cosa. A partir de la identificación de esa tarea, todas las otras tareas quedaban prohibidas y todos los trabajadores tenían que pasar a ejecutar la tarea como la única y mejor manera de hacerlo. Otra técnica es la selección y estandarización de las herramientas, donde las antiguas herramienta construidas por los trabajadores, las cuales se caracterizaban por ser diferentes y con dist eficacia, son reemplazadas por herramientas seleccionadas permitiendo realizar un trabajo más rápido/eficaz. Esto dio origen a que todos los países del mundo creen sus propios organismos de racionalización (Arg, por ej: el IRAM) En quinto lugar, se encuentra la anticipación por separado de tareas específicas a c/uno de los trabajadores, no dejando que estos ejecuten la tarea con la herramienta y la manera que estos deseen. Una vez llegado al trabajo, encontrarían en su mesa de trabajo, las tares ya prescriptas tal como debían realizarse. Con Taylor, comienzan de esta manera, las técnicas modernas de selección de personal, en las que se busca adaptar el trabajador a la tarea, descartando aquellos que no sean óptimos para la misma. La individualización del trabajador constituye otro rasgo del taylorismo. Se caracteriza por la oposición que Taylor tenia al trabajo colectivo, dando principal importancia y significación a la asignación de tareas individualmente a c/trabajador, donde la formación profesional tenía que ser especializada.  La medición objetiva del trabajador realizado por cada trabajador era necesaria para tener una idea de la remuneración. Taylor, se destaca por la generación de un numero de supervisores cuya tarea es hacer de interface entre el que concibe la prod y aquel que la ejecuta. Debe controlar, supervisar y evaluar al trabajador, indicándole cuanto es lo que ha producido y comunicárselo, de tal manera que sirva de estímulo para que, al día siguiente, el trabajador realice mucho más. Este control y supervisión del trabajador por parte de los supervisores e complementaba con un nuevo sist de gestión de personal y de relaciones de trabajo, que le daba importancia a las de tipo individual.

Con respecto a la forma de poner en marcha este proceso de trabajo, Taylor decía que los empresarios debían gastar pagando a los trabajan en su empresa consultora y establecer etapas, y al lograrse algo positivo, no debía darse marcha atrás. Existían dos sistemas en la época para organizar la empresa. Por un lado, existía un sistema de una organización de tipo militar, donde las ordenes vienen de arriba y bajan en cascada hasta la persona que debe ejecutarlas, es decir, una estructura piramidal. Pero Taylor planteaba que la organización no debía ser de ese tipo, sino una organización administrativa, en donde en c/empresa debía haber 4 supervisores que se encarguen de tareas administrativas y 4 que realicen la distribución del trabajo, y que c/trabajador debía estar supervisado por 8 personas en un punto particular. Dicha experiencia fue un fracaso, y fue la primera organización la que se implementó.

Uno de los aportes que Taylor hizo a las ciencias modernas del management fue el de dividir el trabajo dentro de la empresa y dividir la empresa geográficamente. Es decir, tiene que haber gente que se ocupe de la producción, de comercialización, de finanzas, del personal, es decir, del sistema. El pensamiento tayloriano, a pesar de ser muy criticado en su época, también tenía seguidores y difusores tales como Le Chatelier. También debe mencionarse a Jules Amar, quien se inspiró en Taylor al crear un libro sobre el motor humano, donde consideraba que debe utilizarse la organización científica del trabajo para que dicho motor rindiera lo más posible. Una de las críticas que se realizaban a Taylor es que este no citaba a su profesor, Marey, quien era inventor de los sistemas de cronometraje de las operaciones, y, en segundo lugar, que la forma en que había organizado el trabajo conducía al agotamiento sin tener en cuenta los problemas psíquicos mentales que podrían producirse.

La difusión del taylorismo se instaló primeramente en esa empresa, que fue mostrada siempre como un éxito frente a las otras; luego a la rama del tipo metalmecánico y desde ahí a otras ramas de actividad/otros sectores. Dicha difusión fue favorecida principalmente, por un lado, por la primera guerra mundial. En dicho contexto, el gob de EEUU entró tarde a la guerra y le encomendó a la consultora que dirigía Taylor la regularización de todas las empresas, desde la provisión de los insumos hasta la fabricación de los productos que tenían que ir al frente de la batalla. Es decir, que todo lo que venía de los EEUU era formulado/reorganizado gracias al pensamiento tayloriano, dándole a este último un prestigio dentro del sector público, difundiéndose con el apoyo del gobierno a otras actividades. Y, en segundo lugar, se difundió masivamente después de la 2da guerra mundial, funcionando como condición para que los dist países recibieran la ayuda del plan Marshall y que crearan institutos de productividad/ racionalización, donde el taylorismo fue la esencia de estos organismos. El resultado del taylorismo en la eco eeuu, fue un proceso de acumulación de capital y de incremento del valor agregado per cápita, y un disciplinamiento de la fuerza de trabajo. Las consecuencias que sufrieron los trabajadores son una mayor intensificación del trabajo, acarreando más fatiga; una descalificación de la f de trabajo, donde aquellos que eran trabajadores calificados se necesitaban en menor proporción que aquellos que habían sido formados profesionalmente; una deshumanización de los trabajadores, ya que dividir concepción y ejecución (lo que constituye la estructura de la personalidad de los s humanos) es crear alguna forma de alienación; una búsqueda de adaptación por parte de los trabajadores a las exigencias del trabajo; y un refuerzo del individualismo en cuanto a las actvs de tipo productivas.

El fordismo: Se inscribe dentro de la historia tecno norteamericana como una continuación del sistema americano de manufactura. Es una nueva forma de producir, que consistía en producir a través de máquinas, herramientas de propósitos únicos p/fabricar piezas que fueran idénticas e intercambiable, dando origen a la rigidez de la prod en masa. Estas tecno productivas tuvieron mucho éxito dentro de la industria de armamentos, y quien las popularizó fue Colt con su fábrica de revólveres, las máquinas de coser Singer, hasta que va a llegar al conocimiento de Ford, donde los ingenieros realizaran esas transferencias. Por lo tanto, la idea central de Ford era producir masivamente, requiriendo un movimiento continuo, donde el trabajador tenía que permanecer “clavado” en su puesto del trabajo, para lo cual iba a estar la ingeniera, que le acercaría la pieza p/colocar en el producto que se estaba ensamblando con un tiempo limitado. Según Neffa, es una continuación de la división social y técnica del trabajo. Esta tecno productiva, que luego va a instaurarse en la fabricación del magneto y en la fabricación del automóvil, se apoya en la cadena de montaje, el proviene de las tecnologías de los frigoríficos de Chicago y de los silos de granos. Esta tecno de la cadena de montaje trae un problema a la organización de la empresa, ya que se requiere una nueva forma de organización, porque a partir del momento en que hay una cadena de montaje ya no se puede trabajar + rápido ni + lento que la cadena de montaje y mecánicamente aparece un sist de regulación del trabajo humano. Allí, es cuando Ford innova y propone una producción masiva, pero rígida (series largas de prod homogéneos). Ford va a interrumpir la cadena de montaje para fabricar el Ford T negro cuando la General Motors comenzó a cambiar de motor c/año. Lo importante de Ford es que se dio cuenta de que cuando la empresa funciona como una org y la cadena de montaje cumple esa función, lo que pasa afuera de la empresa es tan importante como lo que sucede adentro p/los propios trabajadores. Posteriormente, Ford descubriría que los trabajadores no solo constituyen la f de trabajo, sino que también son/pueden ser consumidores, para lo cual Ford aumentó los salarios, pasando de 2,50 a 5 u$s. Lo que buscaba Ford era logar un crecimiento fuerte de la productividad para poder reducir así los costos de prod, pero para eso debía cambiar los estilos de esos trabajadores, ya que estos no estaban habituados a las disciplinas que requería un trabajo industrial y un trabajo en cadena. Así, debió “luchar” contra el alcoholismo, contra la const anormal de las flias, contra estilos de vida que iban en contra de la fábrica organizada, entre otros; condicionando ese mayor salario y la indexación a un cambio en las formas de vida p/lograr su objetivo.

La organización fordiana de la producción es: una producción masiva de prod homogéneos; una producción integrada verticalmente, para reducir los costos de transacción y p/tener + seguridad, sin tener que recurrir a la subcontratación, es decir, todas las piezas que se requerían para ensamblar eran producidas dentro de su fábrica. Otro de los rasgos es el predominio de un funcionamiento continuo, a través de la cadena de montaje, dejando de lado la prod de pieza por pieza. La relación de tipo asimétrico con los clientes a través de intermediarios constituye otro de los ppios, donde no le daba importancia a la demanda, ya que, con una demanda superior a la oferta, cualquier tipo de vehículo que se fabricaba se iba a vender. A su vez, predominaban las innovaciones de proceso con respecto a las innovaciones de producto: periódicamente iba introduciendo modif en la cadena de montaje, pero para fabricar siempre el mismo producto. Las empresas se caracterizaban por estar organizadas a través del gigantismo, es decir, una gran cantidad de trabajadores; una estructura jerárquica centralizada con una división funcional del trabajo de gestión dentro de la empresa, donde se garantice la producción en función de los departamentos y no del producto. Las empresas, debían estar territorialmente divididas, donde en lugar se fabrica, en otro se dirige y se administra la prod, donde las tareas se realizan en forma de secuencia, partiendo de la oferta y dando por sentado que la demanda era algo asegurado. El proceso de trabajo se basa en la división social y técnica del trabajo, donde la concepción y la inteligencia deben desarrollarse en otro lugar, fuera del trabajo. Caracterizado dicho trabajo por una mecanización y sustitución del trabajo manual por el trabajo en máquina. Y, en este proceso, se destaca la búsqueda de una reducción sistemática de los costos de prod mediante la obtención de eco de escala. Los salarios, en este proceso, debían ser alto, indexables y regulables, y para retener la mano de obra, introdujo el aguinaldo, ya que se dio cuenta que la tasa de rotación era muy elevada, implicando un costo muy importante. Ford, estaba trabajando en una situación en la que el mercado del trabajo funcionaba en cond de pleno empleo, por lo tanto, el problema era retener esa fuerza de trabajo, ya que hasta que un trabajador se adapta y trabaja como aquel que se fue, se requieren varios meses.  A su vez, este proceso requería de calificaciones profesionales especializadas, la supervisión y control de los trabajadores por parte de los supervisores, el otorgamiento de complementos salariales según la disciplina y la antigüedad y un paternalismo que se caracterizaba por administrar y gestionar todo lo que tenía que ver con respecto a la f de trabajo de sus empleados. Todo esto, dio lugar al pacto socialfordista, que consistía en que por una parte los trabajadores gozaban de salarios elevados, estabilidad en el empleo, trabajo de tiempo completo con protección social, pero tenían como contrapartida, aceptar un trabajo muy duro, con una cadena de montaje rígida y una gran intensidad del trabajo.

Las dimensiones macroeconómicas del fordismo son importantes ya que es lo que da lugar aquel crecimiento fordista que luego modernizara Keynes, es decir, la lógica de prod y de acumulación que busca instaurar un proceso de trabajo gracias a la mecanización y a la búsqueda de la prod masiva, necesitando un proceso de trabajo con duración salarial, con trabajadores estables, prod masiva e integrada, innovación de procesos, estandarización de prod, generado un incremento de la productividad y los rendimientos. Dichos rendimientos iban a permitir un excedente en manos del capitalista, p/ incorporar nuevas tecno y para incrementar los salarios de los trabajadores. Por esa vía, hay un incremento en cuanto a la demanda global que se transfiere en bienes de consumo no durable/durables, los cuales retienen una demanda de bienes de prod que permiten la generación de bienes de capital.

La crisis: se produce porque se agotan las posibilidades de estos 2 procesos de trabajo para seguir aumentando su productividad. Las causas de la crisis son, en primer lugar, de tipo macroeconómico: es la mundialización del capital, ya que la lógica misma del fordismo es la búsqueda de aumento de la productividad gracias a la eco de escala. Por lo tanto, se internacionaliza el capital a través de las empresas nacionales, las cuales se instalan en territorios, y una vez que estos están saturados, estas tienen que salir de su territorio nacional e instalarse en el territorio de otros países. Al haber una perdida en la hegemonía eeuu, hay una nueva jerarquía en el sist productivo mundial y en lugar de la clásica división de países capitalistas desarrollados, países socialistas y países del 3er mundo, nos encontramos con la triada, el Tratado de Libre Comercio o la Unión europea. Son tres bloques entre los cuales se lleva a cabo la mayor parte de las transacciones del comercio mundial; y luego están los países industrializados del sudeste asiático, las nuevas eco emergentes y los países menos avanzados. Es decir, que, a partir de la 2da g mundial, el comercio crece progresivamente a una tasa superior a la del crecimiento del producto bruto interno, a su vez, el comercio internacional no solo contiene bienes, sino que también contiene servicios, un comercio de intraramas. Debe destacarse también que la inversión extranjera crece más rápido que el comercio exterior y el PBI. Además, el movimiento de capital se en bienes físicos, pero además, en dinero, produciéndose una globalización, que es ayudada por la nuevas tecno. Por lo tanto, los agentes directos de esta transnacionalización son las empresas transnacionales quienes presionan los proc de regionalización p/obtener mayor ganancia. Este proceso de transnacionalización y mundialización de la co es lo que provoco la crisis de los ’70, produciendo la crisis de estado, movilidad de capitales, crisis de los sist de seguridad social, crisis fiscal, etc.

La primera de las razones de tipo microeconómico es la paradoja de la productividad, donde a partir de los años ’70 la productividad comenzó a crecer a un ritmo más lento que en el pasado. Dicha productividad depende de las inversiones en bienes de capital, del esfuerzo en la formación de los recursos humanos, de la obtención de eco de escala, de tecno, de formas de org de la empresa y el trabajo. Pero esta productividad cayo, y al caer, trajo aparejado una caída en las tasas de ganancias, en las tasas de inversiones, en la demanda, provocando la crisis y el estancamiento. La productividad cayó debido a que la lógica misma del taylorismo y el fordismo es poner el acento en actvs improductividad, que no generan ni valor ni plus valor. En segundo lugar, la falta de involucramiento de los trabajadores perjudico a la productividad, ya que esta carencia e debe a la moderación salarial. A su vez, cayó la productividad por la división social y técnica del trabajo, porque incrementa los costos de control para que funcione. Otra de las explicaciones es la tercerización de la eco, ya que la productividad en la industria es muy superior a la de los servicios, en la misma medida en que le eco se va tercerizando, la productividad v cayendo.

La segunda razón microeconómica es de tipo social, ya que el taylorismo y el fordismo se propone ahorrar el tiempo muerto, y tiene como objetivo responder a la demanda, no teniendo en cuenta el ausentismo, la rotación, las llegas tarde, el sabotaje, la falta de involucramiento de los trabajadores, etc. Los trabajadores jóvenes, van a ser quienes más manifiesten estos costos ocultos ya que tienen un nivel de calificación profesional superior y por sus mismos conocimientos, rechazan un indiv dividido, repetitivo, sucio que es el que le ofrece la industria. Por eso, en Europa surgió la alergia al trabajo, que consistió que muy pocos eran los trabajadores que realizaban y aceptaban ese tipo de trabajo mecanizado, habiendo una reacción por parte del sector publica p/hacer frente a ese problema. Esto fue una gran consecuencia porque si los trabajadores no aceptan ese tipo de trabajo, todo el capitalismo que está estructurado sobre esos procesos de trabajo sufre un derrumbe.

Existen también causas de tipo técnico. En los procesos de trabajo de los modelos taylorista y fordista, la mayor parte del tiempo sucedían incidentes, y las cadenas de montaje sufren estos incidentes, lo que frenaba toda la prod. Porque dicha manera de trabajar secuencial, rígida, el gigantismo, y la cadena de montaje son muy vulnerables cuando se quiere una continuidad en la prod. Por lo tanto, un trabajador dividido, taylorizado, que hace siempre y exactamente lo mismo, a lo largo del tiempo no sirve para el mercado de trabajo de este mundo globalizado y para eso es necesario cambiar permanentemente de org del trabajo, incorporar nuevas máquinas, fabricar nuevos productos, etc. De esta manera se necesitan trabajadores polivalentes, que san capaces de aceptar las innovaciones tecno, de producir justo a tiempo, capaces de poder reemplazar a otro trabajador cuando falta o que pasen a otra función cuando la máquina está desperfecto.

Otra causa de la crisis de tipo organizacional, donde por la forma tan rígida de producción de las empresas organizadas según el taylorismo y el fordismo (de tipo piramidal, burocrático, donde se hace difícil la coordinación), se hace más difícil que puedan responder ante los cambios rápidos que ocurren en la demanda, en cuanto al volumen, calidad y la variedad de la prod; se convierte en una empresa que no lograr formar posibilidades de afrontar una crisis, debido a su tamaño, su grado de integración y etc.

La última de las causas es el error del fordismo y el taylorismo con respecto a su concepción del trabajo humano. A través de su concepción individualista se negaron las dimensiones solidarias de los seres humanos, se despreció la creatividad de los trabajadores, desechando una posible riqueza reflejada en la prod. También, desconoció el saber productivo que se había acumulado en los trabajadores, aquella capacidad de hacer frente a los incidentes y poder cumplir con los objetivos de la prod. Neffa considera que existe una diferencia muy grande entre el trabajo tal como es prescripto por lo que conciben la prod fuera del lugar del trabajo sin tener la exp de prod, y la actv real tal como la ejecutan los trabajadores, ya que, en la practica el trabajo se realiza de otra manera.

Ray Kiely.

 

La tesis de la globalización sostiene que vivimos en una economía mundial dominada por las corporaciones transnacionales. Las transnacionales tienen una influencia considerable sobre los Estados nacionales.

Los optimistas dicen que todas las naciones pueden beneficiarse con las oportunidades del mercado global, y que el capital puede moverse a zonas con escasez; los pesimistas  creen que el capital saca ventaja del trabajo barato en el Tercer Mundo, y que los Estados nacionales son forzados a sostener malas condiciones laborales y salariales para atraer inversiones. Además, la relocalización del capital en áreas de bajos costos provoca desempleo en los países metropolitanos.

El contexto de la crisis del ’70 significó: Crecimiento de luchas sociales y militancia sindical. Incremento de la competencia internacional. Declinación del poder económico de los Estados Unidos Surgimiento de Japón. Colapso de los acuerdos económicos internacionales de posguerra.

El posfordismo es una nueva organización de la producción basada en la flexibilidad: Tecnología flexible: involucra maquinaria computarizada y just-in-time. Relaciones flexibles: Flexibilización de la fuerza laboral: Trabajadores altamente capacitados con un trabajo de por vida.

El posfordismo se dio mediante dos estrategias: Sistema toyotista: La mayoría de insumos manufacturados no son generados por el productor final sino por firmas proveedoras (tercerización). Especialización flexible: Desarrollo de racimos de pequeñas empresas concentradas y especializadas, financiadas por instituciones gubernamentales.

El autor se muestra crítico:  El argumento posfordista tiene ausencia de claridad de análisis. No resulta claro si las técnicas pueden ser aplicadas en distintos ambientes sociales. El modelo de especialización flexible tiene limitaciones, no se sabe si las firmas pequeñas prosperan. La globalización lleva a la concentración del capital en ciertas partes del mundo, más que su dispersión. Además, las inversiones y el comercio son más imponentes en países del Primer Mundo.

En las jerarquías globales de producción afirma que el capital se relocalizó en sectores intensivos de trabajo, y continúa concentrándose en algunas partes del mundo, a expensas de otras. Por más que se expandan, las transnacionales siguen siendo leales a su país de origen. El Estado tiene un papel importante en esto, ya que direccionó el capital local hacia sectores específicos como la alta tecnología, y protegió al capital local de la competencia internacional mediante subsidios y restricciones a las importaciones.

El enfoque de las cadenas globales de bienes es una forma de analizar las jerarquías de producción. Puede ser: 1. Conducidas por los productores: la producción es relativamente inmóvil, con aglomeración en determinadas áreas.2.Conducidas por los consumidores: mayor movilidad y producción intensiva del trabajo.

Esta perspectiva postula que la competitividad se puede alcanzar a través del desarrollo de industrias locales autónomas en pequeña escala

Joachim Hirsch.

Entre concepto y fetiche: Según Hirsch, el concepto d globalización está en boca de todos. Para unos contiene una promesa o un mito de un mundo mejor y más pacífico, mientras que, para otros, se vincula con la idea de un caos global. La definición, por lo tanto, depende de las posiciones teóricas y políticas asumidas. En primer lugar, Hirsch vera lo relacionado con la globalización en la conciencia de la vida cotidiana. Así, en el mundo de las apariencias, la globalización representa Internet, Coca-Cola, IBM, correo electrónico, Microsoft, etc. De esta manera, la globalización es algo más que un concepto científico.

La globalización se constituye en un fetiche. Es decir, la palabra se utiliza con frecuencia sin ser entendida en detalle, significando muchas veces lo opuesto, pero teniendo en común un poder oculto que agita al mundo, que determina toda nuestra vida y que nos domina cada vez más. También, al concepto se le enlazan esperanzas en un mundo unido, seguro, pacifico, considerando la posibilidad de un gobierno democrático mundial. A su vez, s como una “aldea global”, una sociedad mundial o una comunidad de los pueblos. Sin embargo, la creencia en la formación de una sociedad mundial es solo una ilusión, ya que aumentan tanto las guerras e/naciones como las guerras civiles; se profundizan las divisiones sociales tanto dentro de las soc como a nivel internacional; se profundiza el racismo, el nacionalismo y l fundamentalismo, desplegándose movimientos de migración en masa que se topan con fronteras cerradas, no solamente la de México y EEUU.

La coyuntura del concepto globalización está relacionada con el derrumbe de la Unión Soviética, el fin de la competencia entre los sistemas; la expansión de las relaciones de prop capitalista y la existencia de una única potencia mundial determinante y centro militar, es decir, EEUU. A su vez, dicho concepto marca el fin del breve siglo XX, que comenzó con la Rev rusa y finalizo en 1989.

El origen moderno del pensamiento global está relacionado con el colonialismo y el desarrollo del estado nacional y del capitalismo ligado a él. La idea del imperio antiguo y medieval fue reemplazada por la imagen de un mundo controlado por un grupo de estados que compiten entre sí, y eso, según el autor también era globalización, aunque no se manejara el concepto de esa manera. En este concepto siempre resuena una contradicción real: el amplio y decisivo triunfo del capitalismo, podría socavar sus bases naturales y sociales. Por lo tanto, con el término globalización se asocia siempre una doble significación; por un lado, simboliza la esperanza de progreso, paz, la posibilidad de un mundo mejor, y, por otro lado, representa dependencia, falta de autonomía y amenaza. Desde este punto de vista, es un concepto escéptico. Y desde este carácter contradictorio remite también a su opuesto: a localidad y regionalizad, es decir, a las peq comunidades, pero también al nacionalismo agresivo y al racismo que acompañan con tanta persistencia el proceso actual.

Hirsch plantea que la tarea del análisis científico es explicar con mayor claridad lo que debe entenderse por globalización en tanto fenómeno sociopolítico, ubicar sus orígenes y determinan sus consecuencias a largo plazo. Dicha explicación debe darse en el marco de una amplia teoría de la sociedad y su desarrollo, es decir, un tipo de análisis materialista histórico del capitalismo desde la tradición marxista.

Dimensiones/niveles de la globalización: 1) En lo técnico, la globalización se relación con la implantación de nuevas tecnologías, especialmente las modificaciones revolucionarias vinculadas con las posibilidades modernas de procesamiento y transferencia de información. Este nivel de la globalización sirve de base para la idea de una “aldea global”, donde a través de Internet, es decir de forma online, nos comuniquemos. 2) En lo político, la globalización se relaciona con el fin de la guerra fría y la división del mundo en dos bloques enemigos. Tras la caída de la Unión Soviética se presenta como definitiva la victoria histórica del modelo democrático liberal. En dicho contexto, lo EEUU dominan como potencia mundial, y el papel que se espera que adquiera la ONU es la de gobierno mundial. 3) En lo ideológico-cultural, la globalización puede relacionarse con la universalización de determinados modelos de valor; el reconocimiento gral de los ppios liberales democráticos y de los derechos humanos fundamentales. También puede entendérsela como la generalización del modelo consumo capitalista, vinculado con los monopolios de los medios de comunicación de masas. 4) En lo económico hace referencia a la liberación del tráfico de mercancías, servicios, dinero y capitales; a la internacionalización de la prod y a la posición c/vez ms dominante de las empresas multinacionales. El capital, se expandió más allá de las fronteras, a diferencia de los seres humanos que están atados a los territorios de los estados nacionales a menos que estén obligados a migrar/huir.

La globalización como consecuencia de la crisis del fordismo: La globalización se refiere a un proceso económico. En los años 30 se desencadeno una crisis eco mundial precedida por una serie de mov relacionados con la rev de octubre en Rusia, en donde la solución fue la implantación de un modo de acumulación y regulación que se distinguía del anterior, denominado fordismo. Dicho modelo creó las condiciones para un mejoramiento de estructural de la rentabilidad del capital en escala mundial. Esto, fue acompañado por levantamientos y revueltas sociales y desplazamientos de las fuerzas políticas.

Las características del capitalismo son, en primer lugar, la imposición de una estrategia de acumulación basada sobre una prod taylorista masiva, una fuerte expansión del trabajo asalariado a expensas de la prod tradicional agrícola y artesanal y la imposición de un modelo de consumo masivo.  Así, el capital transitó hacia la ampliación sistemática del mercado interno, lo que significó que el consumo de la clase trabajadora pase a ser parte del proceso de reprod del capital. Como consec, se generó una extensa y profunda penetración de la soc por el capital en su conjunto, en donde las formas tradicionales de la prod de subsistencia fueron desplazadas por mercancías producidas sobre bases capitalistas y las relaciones sociales se comercializaron considerablemente. La expansión paulatinamente del estado de bienestar represento un importante mecanismo de integración política de los asalariados y un apoyo determinante para el modelo fordista del consumo masivo. Esta integración de la clase asalariada en el modo d acumulación fordista, la implantación de tecno de prod y las formas de org del trabajo, como el nuevo modo de regulación política sirvieron como progresos para dar altas tasas de productividad, de ganancias y crecimiento eco; por estas razones se considera la “edad de oro” del capitalismo. El fordismo fue la base p/una extensa política de reformas relacionada con la posibilidad de moldear democráticamente y de civilizar al capitalismo; lo que constituyó la base decisiva de la efectividad de los partidos políticos reformistas de tipo socialdemócrata. Pero el fordismo, no solo se caracterizó en la metrópolis, sino que en la periferia también se produjo, siendo un sistema global.

En todo el mundo se coordinó el sistema de eco nacional, mediante una red de org internacionales. Así, fueron importantes el FMI, el BM, Bretton-Woods en la regulación del sistema monetario internacional y en la coordinación de los sistemas monetarios nacionales. Pero la “edad de oro” en los años ’70 se encuentra en una crisis económica mundial que persiste, y cuyo motivo puede entenderse porque en el marco de las tecno tayloristas y los procesos de trabajo existentes volvió a estancarse el proceso de acumulación y crecimiento. La imposición de estas formas tayloristas fueron en un 1er momento, una base decisiva para la maximización de las ganancias y el crec eco transformándose posteriormente en inhibidores del proceso de acumulación; demostrando ser limitadas. Así, esta crisis del fordismo aparece como la crisis también, pero del estado de bienestar que había sustentado dicho proceso, y como consecuencias, se desvanecieron las bases p/la conciliación de clases reemplazándose por luchas entre estas. Este proceso afectó tanto a centros capitalistas como a la periferia. A su vez, fueron sofocadas las bases de los modos de acumulación y regulación vinculados con los estados nacionales y dirigidos hacia el desarrollo del mercado interno.

Así, teniendo en cuenta dicho contexto, la globalización es la decisiva estrategia del capital como solución a la crisis del fordismo, es decir, que la liberalización radical del tránsito de mercancías, servicios, dinero y capital debe crear las condiciones p/una renovada racionalización sistemática del proceso de prod capitalista y del trabajo y a la vez, está vinculado con la destrucción de la conciliación de clases y de sus bases institucionales. Esto significa, en primer lugar, una revolución tecno para la apertura de nuevos mercados y fuentes de ganancias. Es decir, que la imposición de nuevas tecno es la finalidad de la globalización. En segundo lugar, un desplazamiento estructural del reparto social de ingreso a favor del capital, la desarticulación del estado social y la destrucción de la conciliación de colases, sobre la que se basaba. En tercer lugar, creación de cond para que el capital internacional se traslade de un lugar a otro, sin considerar las fronteras nacionales p/aprovechar las mejores ubicaciónes de prod a costos favorables.

La globalización es una vasta estrategia política, una estrategia de la lucha de clases. Dicha estrategia fue impuesta por el capital internacionalizado, en coordinación con los gob neoliberales que llegaron al poder. Esta política tiene como meta crear las cond políticas institucionales adecuadas para una profunda transformación en la correlación de clases; tanto nacional como internacional. Esto conduce al cambio estructural y funcional de los estados, que los conduce a una incapacidad total p/llevar adelante una regulación social y una política de bienestar en la forma tradicional. Hirsch, define a la globalización como un proyecto capitalista en la lucha de clases, es una estrategia política. Por lo tanto, es el resurgimiento del viejo capitalismo, una sociedad de clases que se basa sobre la explotación de la fuerza de trabajo a través del mercado. Y al mismo tiempo, es una nueva forma de capitalismo, con relaciones de clases radicalmente modificadas, con un nuevo significado de la política y un papel completamente distintito del estado.

Unificación y fragmentación del mundo: A la hora de hablar de globalización, existen dos tendencias contradictorias. Por un lado, la globalización significa unificación económica; pero también significa una creciente fragmentación eco, social y política. Dicha fragmentación es comprobable en distintos niveles, es decir, que las Consecuencias de la globalización y el neoliberalismo son:  1) Una pluralización del centro capitalista, es decir, al caer la Unión Soviética, EEUU se coloca como potencia militar, pero ya no cuenta con la capacidad eco necesaria para una posición hegemónica. Por lo tanto, el centro capitalista antes protagonizado por EEUU, ahora toma la forma de una “triada”, de “polos diversos”; entretejidos por una competencia que se intensifica. Por lo tanto, el conflicto interimperealista, vuelve otra vez al primer plano, se corre el eje de los conflictos internacionales hacia la disputa e/ las metrópolis capitalistas. Este es el motivo por el cual la tendencia hacia el libre comercio va siendo fracturada por una creciente proteccionismo regional y guerras económicas. Pero las guerras entre metrópolis capitalistas no pueden dirimirse por medios militares; sino que las potencias de la triada compiten entre sí, en el terreno eco y pol, y se encuentran bajo la dirección de EEUU p/operaciones militares contra la periferia. Así, EEUU adopta la función de un policía rentado que las metrópolis pagan Este desequilibrio de potencia militar y eco conduce a que el imperialismo tome otra nueva forma, mucho más compleja. 2)Una amplia diferenciación de la periferia capitalista, en donde la relación entre el “centro” y la “periferia” se vuelva más compleja y diferenciada. Como consecuencia de la implantación de la pol neoliberal y de las rupturas sociales generadas, se desarrollan cond de vida tercermundistas también dentro de las metrópolis capitalistas. Estas tendencias, a su vez y en conjunto, conducen a 3) crecientes desigualdades internacionales, dejando solamente la idea de un desarrollo general y regular del mundo como una vaga ilusión. Al contrario, las diferencias de riquezas son mayores que nunca y varias regiones del mundo quedan desconectadas del desarrollo eco, quedando expuestas a la miseria absoluta. 4)La expectativa de que la globalización condujera a una desaparición de los estados nacionales y al surgimiento de una política mundial democrática es una decepción, ya que más allá de los estados nacionales nunca ha existido una instancia política capaz de negociar y legitimar de manera democrática un orden social mundial. 5) Esto ha conducido a que la actual soc mundial se caracterice por una creciente cantidad de guerras e/países y de guerras civiles. Así, la idea una época de bienestar, paz y humanidad ha quedado solamente como una ilusión en el pasado, ya que ha sido refutado por el crecimiento del nacionalismo, el racismo y el chauvinismo. Contrariamente, el “Nuevo orden mundial” en su conjunto parece tener los rasgos de un caos global, más que una aldea o comunidad. Al mismo tiempo, la globalización acerca realmente c/vez más a los seres humanos incluido el hecho de que casi todos quedan afectados por los desastres ecológicos globales.

La globalización capitalista no es un proyecto exitoso y acabado, sino que sigue siendo un desarrollo disputado y conflictivo cuya salida no está asegurada. Esto quiere decir, que la globalización del capitalismo no ha terminado/eliminado a los movimiento democráticos y sociales, sino que les ha dado mayor impulso. Todos los sistemas capitalistas se encuentran mucho más presionados en cuanto a legitimación democrática, en donde los movimientos sociales que demandan/reclaman bienestar social y derechos humanos tienen una importancia significativa.


 

Preguntas y Respuestas entre Usuarios: